BIENES INMUEBLES.


Me encantaría saber como explicar a tu compañer@ que abriste una página en Internet, Ebay para ser más concretos y te encontraste, a lo tonto a lo tonto, pujando por un búnker subterráneo.
Un agujero de hormigón acondicionado como algún lumbreras pensó que debía ser un refugio nuclear y concebido bajo el influjo de la histeria colectiva que infectó a la humanidad durante sus años más oscuros; durante la Guerra Fría.
Ahora resulta que como subiste la oferta hasta los 31.000 dólares y nadie subió tu envite has de ir donde tu amorcito a explicarle que has fundido los ahorros de toda vuestra vida en un búnker antinuclear.
La carita de tu pareja hablando de las próximas vacaciones en la playa, la reformita en el piso quizá esas cortinas nuevas tan bonitas, en todo momento contando con esos ahorritos, inocente desconociendo que el pasado 25 de febrero su media naranja en un arranque de locura encontraba divertidísimo pujar por el susodicho agujero que salía a la venta por unos 555 euros.
El inusual inmueble tras 40 ofertas se puso en unos 23.000 euros y fue adjudicado al tipo que con la boca abierta esperaba que otro primo ofreciese más y que al echarse atrás le hace dueño del búnker situado en el Parque Nacional de Peak en el mismísimo centro de Inglaterra, felicidades majete.

Le queda el consuelo de que cuando su pareja lo envíe a freír espárragos tendrá un precioso refugio antinuclear donde vivir, un estupendo zulo que empezó a funcionar en 1959 y que está preparado contra eventuales ataques nucleares y radiaciones, un trozo de historia, un vestigio de la Guerra Fría.
El vendedor, sin poder contener la risa aún tuvo arrestos para mofarse del incauto capullo destacando que el edificio estaba situado en un lugar espectacular con vistas maravillosas,la pena es que se accede por una trampilla y un pozo metálico y claro, como es lógico se encuentra a unos cuatro metros bajo tierra detalle que deja el tema de las preciosas vistas como secundario.
Pero eso si, el inmueble queda amueblado, con sus dos habitaciones su WC químico y su sala de observación, aunque no se que demonios va a observar a cuatro metros de profundidad.
Como es seguro que terminarás instalándote en el búnquer, paso a resumirte el mobiliario: una mesa de trabajo, una silla, una sirena, un balde y una cuerda para bajar al refugio los objetos pesados.
Disfrútalo majete.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s