DE RAZAS Y RACISTAS


Mientras que en este mundo de locos hay millones de personas que sufren marginación por origen étnico, identidad sexual, género o creencias religiosas, encontramos desalmados que se empeñan en dar interpretaciones convenientemente sesgadas de algunos de estos casos. Y ya va siendo hora de que se digan algunas verdades por dolorosas o por muy políticamente incorrectas que parezcan. Que ya resulta fatigosa la constante criminalización que se está haciendo de aquellos que solo queremos evitar males mayores a nuestras familias. Que parece que en este mundo es un delito ser del pueblo en el que resides, ya está bien. Y lo bueno es que algunos indeseables se han acostumbrado a vivir y muy bien de esta sarta de mentiras, como es el caso de algunos, muchos de los elementos de la comunidad gitana. Lo primero que hay que valorar antes de concederles el título de discriminados por motivos racistas es que son ellos, los gitanos, los que tienen una ley que prohibe que se casen o una con payos, son ellos los que atacan a los niños payos en los parques, son ellos los que se apropian de instalaciones lúdicas imposibilitando su uso a los niños payos, son ellos los que rechazan y parasitan al payo. Lo se, mis palabras pueden ser tomadas como lo que son o por algo diferente, pero no, no soy ni racista ni xenófobo; de hecho en la empresa donde trabajo hay personas, buenas personas de varias razas y procedencias, buenas personas que trabajan para sacar a sus familias adelante, personas que no permanecen atentas para robarte el dinero, o a tu hija cuando va a la tienda de chuches. Que digo yo que algún día tendrán que dejar de pagarles por nada o en su defecto, pagarnos a los demás tal como hacen con ellos, supongo que pedir un mismo trato oficial no se puede tachar de racismo ¿verdad?. Estudios sobre minorías étnicas descubren que la población gitana, con 12 millones de personas, es la minoría que más discriminación padece. Comentan casos ciertamente sangrantes que está padeciendo esa etnia, como la segregación en el sistema educativo que soportan en ciertos países, algo atroz, pero claro, si educasen a sus hijos y les enseñasen a respetar a los demás, no les ocurriría eso, porque ellos precisamente son los primeros en despreciar y arremeter contra los que no son gitanos, ¿que fue primero la segregación o el hartazgo?, yo albergo mis dudas. También es duro lo que les ocurre en Roma, donde se han destruido más de 100 asentamientos gitanos. Es terrible dejar a toda esa gente sin hogar, quizá es que nadie os ha contado lo que le pasa a un payo cuando no puede pagar la hipoteca, creedme, se queda en la calle más rápido que un gitano, muchísimo más rápido. Así que yo aconsejaría a esas minorías étnicas, en especial a la gitana, que dejen de mentir, de robar, de estafar y de vivir del cuento y que se integren, que dejen el gheto y dejen la minoría, si quieren vivir lo que han de hacer es trabajar que es lo que hacemos nosotros, los “racistas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s