PROCESIÓN DE SEMANA NO TAN SANTA.


Odio esas filas de inconscientes disfrazados de drag queen con capirote y sin zancos, odio las procesiones, la de las palmas, las de semana santa, todas.
Odio que den la tabarra por las mañanas y la matraca por la noche, odio que tengan derecho para molestar a los que no lo queremos, a los que nos revelamos laicos tal y como se supone que es este país y que después tengan la desfachatez de denunciar cualquier demostración de alegría.

Me dan una grima tremenda, ese ocultismo como si ocultasen sus rostros por vergüenza de sí mismos.
No se que es lo que pretenden honrar todos esos beatos vistiéndose de verdugos o de integrantes del KuKuxKlan, no se en qué parte de la Biblia, del antiguo o nuevo testamento pone que los creyentes han de ir de esa guisa.
Creo que Jesús pretendía una fe más íntima, todo ese fasto, esa grandiosidad, nada que ver con las enseñanzas del maestro, el pretendía algo más en contacto con la propia espiritualidad, no se en que parte de las palabras aquellas de “huid de falsos profetas”, etc…
deduce toda esta chusma que la ostentosa, pecaminosa, corrupta y connivente iglesia actual tiene algo remotamente cercano a la fe crisatiana. Me dan para atrás, más que nada porque no conmemoran nada, porque son mentira, porque solo buscan reforzar una fe falsa en la gente y aflojar los bolsillos reales de la feligresía.
Si quieren ser un fiel reflejo de la fe católica de hoy, quizá deberían hacer un desfile en el que unas 200 personas se disfracen de bebé, todos con una cruz al hombro y en vez de romanos fustigando al séquito, flanqueados por curas con la faltiquera levantada;
en una mano el látigo y en la otra el catecismo.
Eso sí sería conmemorar algo real, esa sí que sería una procesión colorista.

Una performance que evocaría a Herodes y que ubicaría su “obra” con total comodidad en la actualidad eclesiástica que estamos viviendo.
Y en vez de parar para que les canten saetas, podrían ir parando frente a coches patrulla que irían deteniendo a los curas pedófilos y los crucificaría cabeza abajo igual que hicieron los romanos a San Pedro, fundador de su iglesia, para conmemorar que siguen pasándose la palabra de cristo por el forro de sus santidades tal como hizo aquél.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s