PUNSET: 1- SINDE: 0


Alguno de sus compañeros debería explicarle a la ministra Sinde, a esa persona totalmente entregada a la guerra en favor de la censura, a la obsesa enemiga de la libertad de expresión que para debatir con personas medianamente preparadas hay que ir con los deberes hechos.
Y si en vez de una persona “medianamente preparada” nos vamos a enfrentar a un señor Punset, la cosa adquiere tintes dramáticos para una Sinde cualquiera.
Sobre todo si uno se para a observar la imagen de una mujer que no sabe hablar sin “chuleta”, sin prospecto de instrucciones mirando al bueno de Punset boquiabierta mientras el se dispone a destrozar todos los argumentos que ella, una ministra, argumentó, en a penas 10 segundos de coherencia, inteligencia y respeto.

Y me alegro, me alegro de verdad, porque me he encontrado con la feliz
realidad de que las personas inteligentes se han dado cuenta del monstruo que pulula por los pasillos de La Moncloa.
Ni un solo gesto estridente, ni una sola elevación del tono de voz, sin asperezas ni aspavientos; el científico no necesita trucos, se basta solo para desfigurar el rostro de la reaccionaria censora a sopapos de sabiduría.
Es importante para los que empezábamos a pensar que no íbamos más allá de ser catalogados como ciudadanos cabreados y acto seguido olvidados que en esta sociedad lamentable, en estos retales de democracia que respiramos con avidez, aún quedan personas inteligentes y éticas como el señor Punset,
hombres y mujeres relevantes que con sus ejemplos y sin mentiras ni serviles hipotecas hacia unas siglas políticas determinadas, de vez en cuando sientan cátedra y ponen algo de cordura en ese cúmulo de fascistas y traidores que es el gobierno español.
Y es que el ministerio de cultura no está para pagar deudas electorales a los amigos del partido gobernante, tampoco es lugar para una ministra que sufre con el poder de La Red, que siente la libertad de expresión como una amenaza a su poder,
a su estado de bonanza campe a sus anchas cerrando bocas y borrando opiniones.
Yo pensaba que nadie podría superar la majadería del PP al poner a la lamentable Esperanza Aguirre como ministra del mismo ministerio, pero con Sinde el PSOE ha elevado el listón de la falta de vergüenza a cotas inenarrables.

Lo peor es constatar que semejante rompetechos político está trabajando hacia la superacion de cualquier escollo que le lleve a poner puertas al campo. Esta, amigos, es la dramática diferencia entre una eminencia con tres carreras y toda una vida intelectural y un político mediocre y gris con la única misión de contentar a sus sponsors y… poco mas. ¡País! (que diría el bueno de Forges).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s