HADAKA MATSURI.


Estaba pensando en las fiestas más renombradas del mundo, en los eventos lúdicos de mayor difusión como pueden ser: San Fermín en Pamplona; Carnaval en Río de Janeiro; Fiesta de la cerveza en Munich y otras muchas . Y me doy cuenta de que falta algo, no se, llamemosle X, pero me da la sensación de que esos malditos machistas pensaban que solo los machotes teníamos derecho a pasarlo dabuti, estoy seguro de que las festividades se pensaron para hombres, más que nada porque cuando dichos eventos estaban en sus inicios, las mujeres preferían pasar el tiempo con cosas mucho más divertidas como parir, barrer, fregar, ordeñar, volviendo a parir, volviendo a preñarse cuando el paisano volvía de la fiesta, etc. Pistas estas que me llevan a deducir (tengo una mente privilegiada) que son fiestas en las que el componente femenino del binomio social se obvió ligeramente a posta. Y es que los occidentales, hasta hace bien poco, hemos sido bastante insensibles con las ganas de juerga de nuestras chicas, pero eso con la globalización pasó a mejor vida. Como prueba, aquí tenéis una fiesta especialmente pensada para ellas, para su deleite, pero solo para eso, para que se deleiten mirando, obviamente, como hacen el ganso sus chicos, porque a ellas les está prohibido participar. Se trata de un festival llamado Hadaka Matsuri,lo que viene a ser “Festival de los Hombres Desnudos”, donde, como es obvio, miles de hombres mojados lo pasan bomba vistiendo unos pañales para bebés de esos que llevan los japos, que les tapan por delante y marcan frenazo por detrás, pero, eso sí, en tamaño king size. Y es que los nipones no solo son pescado crudo, aparatitos electrónicos y partidos de Oliver y Benji, no. Los japoneses son un pueblo culto que gusta de lanzar a los participantes de sus programas de TV a estanques de caimanes o a frotarse desnudos con mil tipos mojaditos a la vez en el Hadaka Matsuri. Así que chicas, si queréis pasarlo bien meted unos calcetines en el tanga y aprended a gritar Washoi! Washoi! Washoi!. También podéis ir con vuestros maridos o novios, manteneros al margen y aprovechar para tomar todas las fotografías que podáis. Nunca se sabe si la ruptura cuando llegue será todo lo amistosa que deba ser, y no quiero dar ideas. El punto álgido de la fiesta llega a la medianoche, dos pequeños palos de madera llamados shingi se lanzan desde un templo y el gentío enloquecido se avalanza en su búsqueda lanzándose baldes de agua los unos a los otros. Viene a ser como una avalancha de chonis a los puestos de muestras degustación del supermercado. Pues que sepan que en España esas cosas las hacemos con vino y jugamos todos, hombres y mujeres y sobre todo amigos, os lo ruego, nada de lanzar palitos a gente desnuda que luego todo son malentendidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s