DE VEZ EN CUANDO ME ACUERDO DE VOSOTROS.


Recuerdo este blog cuando nació, una página standard a dos columnas de color verde sólido y crema. Me sentí como un psicópata con motosierra nueva. Toda aquella frustración, mala leche y mi punto de demagogo recalcitrante se concentraron en el teclado de mi ordenador y os lancé todas aquellas ideas incendiarias a la cabeza. Aluciné el día que observé que erais 10 amigos leyendo mis entradas, no voy a contaros lo que significó para mi doblar, triplicar aquella cifra. No voy a dar nombres por no incurrir en el imperdonable delito de olvidarme de ninguno, pero siempre estuvisteis ahí, discutiendo, enfadándonos, riéndonos, siempre ahí, siempre a punto, sois buenos amigos. Hoy me hago mayor, pienso más las cosas y me cuesta encontrar temas de conversación, pero de nuevo aparecéis y sugerís, participáis y es cuando me doy cuenta de que habéis conseguido hacer vuestro este diminuto blog del que soy orgulloso partícipe, como de vuestra amistad. Y mirad por donde que contra todo pronóstico estamos hoy aquí agradeciendoos de nuevo el hecho de habernos instalado en la cuña que va desde los 85 visitantes a los 100. ¡Increíble!. Y esto amigos es gracias a vosotros, que con cada comentario me habéis alimentado, que cada vez que pinchábais este blog me habéis dado aliento para seguir, un post más y otro y otro, etc. Pero no me conformo, quiero más y dado que me he dado cuenta de que en este mundo nada es ya imposible, nada está definitivamente fuera de nuestro alcance; quiero el doble, el triple, 1000 veces más. Es por eso y por vosotros que seguiré escribiendo aquí hasta que me abandonéis, hasta que os olvidéis de este amigo que nunca jamás olvidará que a vuestro modo me escuchasteis. Estoy imaginando que los casi 100 elementos y elementas que hemos coincidido hoy en ELSOPAZAX hubiesemos quedado para tomar un café, me atrevo a sugerir el Bar La Granja de Bilbao (sus mesas decimononicas me ponen). Y pienso que sois los que me habéis leído, poneos en situación, todos nosotros tomando un café y organizando una encendida tertulia, suena genial. Bueno, ¿qué queréis?, de vez en cuando uno tiene uno de esos días en los que se pone intenso, hoy ha sido mi turno. Millones de besos y abrazos para todos. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s