ES CRISTO DE LOS HUEVOS.


Esta es la historia de un vecindario que tenía pensamientos sucios.
Veían penes en todas partes:

En la barra del pan un enorme pene comestible, por eso se prohibieron y solo se permitía la venta de pan en formato “hogaza”, hasta una comisión de expertos se nombró para certificar la correcta homologación del vital alimento.

En los bolígrafos, lapiceros, rotuladores y similar material escolar y de escritorio ven penes, falos, cipotes de todos los colores y longitudes; por lo que un nuevo decreto ley fijó la sección cuadrada como obligatoria y para evitar la punta redonda, se obliga a los niños a afilarlos a cuchillo.
Y luego ya están los membrillos que , como algunos feligreses de la Iglesia de San Carlos Borromeo de Warr Acres, Ohio (EEUU), alucinan con el nuevo crucifijo que han colocado en el altar mayor; en el que un Cristo que, según algunos,
muestra su órgano masculino, pene, polla, pinga, manubrio descubierto de manera escandalosa. El crucifijo además es discreto, tiene una altura de unos tres metros, eso es por si alguno de esos flipados se pierde las vistas. Los líderes de la parroquia insisten en que no se trata del órgano masculino del Cristo, sino de sus abdominales en estado de “distensión”, pero no me podía creer que nadie en ningún lado pudiese ver pitos, pililas, colitas en los abdominales de un tipo clavado a unos maderos y sangrando por ambas manos, pero en fin, tiene que haber de todo.
Por otro lado, haciendo honor a la verdad, la persona que pinto al Cristo de los huevos, testículos, cataplines tampoco se puede decir que sea una experta en anatomía, porque a ver, parecerse, se parece más a una tranca, minga, salchicha que a unos abdominales, todo hay que decirlo.

El párroco asegura que la obra fue pintada según unas pautas de la iconografía tradicional, que no es más que una cruz de San Damiano de origen en italiano y que está vinculada con la figura de San Francisco y la orden de los franciscanos.

Hasta tal punto tienen la mirada sucia algunos y algunas componentes del feligresado de la parroquia que muchos han dejado la parroquia por esto.

Una beata asegura sentirse horrizada, dice que decidió visitar el templo después de que una amiga le hablara de la imagen y que ese crucifijo la ha dejado muy conmocionada.

Y yo le preguntaría a la señora un par de cosas:

La primera es ¿hacia que lado mira el Cristo?; estoy seguro de que se lo pensará muy mucho antes de responder, no le habrá ni tan siquiera mirado la cara, ni el tatuaje en forma de mariposa que tiene en el cuello.
La segunda es ¿hasta dónde le llega el pene, polla, picha, cipote? y fijo que dice “hasta el esternón” sin dudarlo un segundo.
La buena señora dándose aire con el abanico asegura que si no le hubiesen advertido se habría puesto mala por semejante cosa.

Seguro que habéis buscado el tatuaje, no existe, picasteis.

Mucha calentura es la que hay.

Anuncios

2 comentarios sobre “ES CRISTO DE LOS HUEVOS.

  1. Cuanto daño ha hecho esta religón. Para mi, un pene en una pintura es un simbolo de vida, unas tetas es un simbolo de vida, un puvis es simbolo de vida y todos ellos tienen belleza…claro que yo no soy beata!!!! no obstante, no deja de ser interesante esta imagen, ¿se conoce su procedencia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s