ESTOY ENGANCHADO


Encontrarse con la parte más recóndita de uno mismo es una experiencia inquietante, verse de pronto enfrentado con ese ser desconocido que anida en las sombras más profundas de nuestro alma.
El que desobedece las órdenes de nuestra razón, el que pone en evidencia que no somos más que clichés repetidos hasta el agotamiento y que solo gracias nuestra propia imperfección a veces bajamos la guardia y dejamos aflorar cuando cometemos el error de abandonarnos.

Y en ese trance me encuentro inmerso, en el del maldito descuido, en el del tipo que con la excusa de dejar ver a su hija sus programas favoritos, se marca unas palomitas, una cocacola y se recuesta en el sofá dispuesto a disfrutar de unos dibujos animados que jamás ha reconocido disfrutar.

Y mi cerebro traicionero no solo disfruta con los dibujos, sino que por primera vez va y me lo tira a la cara, me dice: “Josetxo, si alguien te viese en plan happening social de la semana con Phineas y Ferb no vas a poder salir a la calle en meses.

Y
estupefacto ante la revelación más epatante de mi vida, me encuentro ahora, digeriendo el haberme encontrado con el frikazo que todos llevamos a cuestas.
Yo que siempre fui de frontón, de monte y chuletón de kilo he caído en los tentáculos del Disney Channel, ¿qué será de mi?.

Me mirarán por la calle y me señalarán, “mirad, el tipo que ve los dibus”; mi hija me evitará cuando me vea por la calle.

¡Por amor de dios, no soy un degenerado, solamente soy un friky fan de “Phineas y Ferb”!.
Me encantan esos dos canijos construyendo cosas con su imaginación, desde que empecé a verlo compro herramientas de modo compulsivo, paso horas pensando en el uso que le daré a un tornillo oxidado, estoy enganchado, no tengo solución.

Y es que todos los personajes, uno a uno me encantan; desde la niñata Candace, personificación de las hermanas mayores que todos hemos tenido algún día y que siempre quisimos ver desaparecer; hasta Perry el ornitorrinco, esa vida que siempre supusimos a nuestros animales de compañía; yo de crío soñaba que una gata siamesa que teníamos se transformaba en una… vale, lo se, la maldita adolescencia y sus descargas hormonales, no seguiré contando eso.

Pero si hay un personaje que brilla con luz propia, es él; el malo de malos, el mamo maloso, es el doctor Heinz Doofenshmirtz, el mejor personaje de anime de la historia.

El malo torpe, nacido para perder; la mente privilegiada atrapada en el hombre desastroso, malvado y tierno, fiel enemigo del agente con doble identidad Perry el ornitorrinco. No os perdáis al jefe de Perry y su ayudante que también se las traen.
¿Lo veis?, estoy atrapado, me lanzo y soy como un pastillero hablando de tunning, dios no me reconozco.
Bueno, en resumen y ya hablando en serio, muy, muy buena serie para nuestros enanos.
Ni un ápice de violencia, nada de tipos lanzando bolas de fuego ni samurais sanguinarios; solo dos niños que viven de los juegos de su imaginación, inocentes como deben ser los niños y divertidísimo.
Ya pensaba yo que en estos tiempos divertir sin derramamiento de sangre era imposible, me alegro de estar equivocado.
Me encanta, muy recomendable.

Anuncios

Un comentario sobre “ESTOY ENGANCHADO

  1. Quiero comentarte que me encanta esta caricatura, desde la primera ocasión que la vi me gustó la historia y sus personajes aunque… en lo personal mi personaje favorito es el dr. Heinz Doofenshmirtz!!! Soy maestra de arte y mis alumnos hablan constantemente de los episodios de esta caricatura y para ser sincera me encanta ver esta animación, es genial y bastante divertida. Yo también la recomiendo, para niños y adultos. ¿quién dijo que una serie animada o caricatura era solo para niños? Disfrútenla! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s