WIKI CRIMINALEAKS.


En una calle de Basora: 
“Por alguna razón, el tanque se detiene al final de la calle, la niña está ahí con su vestido amarillo, sale un fusilero y la revienta”. 
“Algunos han muerto en ataques indiscriminados o por uso injustificado de la fuerza letal.  
Otros han muerto bajo custodia de las fuerzas británicas, y nadie sabe cuántos civiles han perdido sus vidas en los centros de detención”.
 “Tremenda escala” de pérdidas humanas que se detalla en los documentos “no impide ver la pequeña escala humana, porque han sido las muertes de una o dos personas por cada incidente las que han provocado este número tan abrumador de fallecidos en Irak”
Con estas frases extraídas de EUROPAPRESS.ES queda resumido lo hallado en la última remesa de archivos destapados y difundidos por WIKILEAKS.
Lo demás todo 
son cifras de muertos y más muertos, son los números con los que la historia definirá al ser humano. 
Son los números que hablan de los gobiernos del mundo y de sus aliados.
El cheque en blanco con el que unos locos armados hasta los dientes se ven pertrechados de impunidad para asesinar niñas a tiros, esos son los valientes marines de las películas yankis y sus aliados británicos e israelíes.
 

Y nosotros aquí, esperando que lleguen las próximas elecciones para tratar de cambiar las cosas. 
Ingenuos y estúpidos, panda de desgraciados inmovilistas que leemos esto y acto seguido buscamos como locos en televisión un partido de fútbol o una carrera de coches. 
No queremos pensar, no queremos indignarnos, no queremos reaccionar porque sabemos de buena tinta que esa crueldad cuando se desata contra propios es mil veces más virulenta que cuando se desata contra extraños.
 Los gobiernos ahora lanzan el ejército contra los que protestan legitimados por la ley de huelga. 
¿Qué derecho asiste a los manifestantes franceses cando son agredidos por el ejército del país que tanto aman?.

Es doloroso reconocer esto desde la hipócrita solidaridad de nuestro apartamento céntrico y desde nuestra ventana de 52 pulgadas de plasma, pero lo cierto, lo asquerosamente cierto es que lamentarse a estas alturas es cobarde.
Debemos luchar contra las guerras antes de que se produzcan, una vez desencadenadas no tenemos derecho de lamentar tales salvajadas.
Y no me refiero a luchar a pedradas, me refiero a sentarse allí donde se sienten tus semejantes, me refiero a detener el mundo sin un grito
sin un gesto, sin  una palabra.
Solo la protesta pacífica, solo la desnudez postrada podrá parar las manos armadas despojadas de sus argumentos.
Hasta que los demonios políticos se vayan al infierno del que salieron.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s