UNIDADES DE MEDIDA.


  ¿Os habéis dado cuenta de que con el tiempo parecemos más tontos a los ojos de los presentadores de los noticiarios?.

 No hace mucho, las longitudes y las distancias se medían en metros, las superficies y las extensiones en metros cuadrados y los volúmenes en metros cúbicos o en su defecto en litros.
 Hasta el momento creo que nos hemos apañado suficientemente bien, pero al parecer alguno de estos profesionales ha pensado que no somos suficientemente inteligentes para comprender esos conceptos tan abstractos y ha cambiado las unidades de medida.
Ahora la longitud, si es mucha, se mide en “edificios de x pisos”, por ejemplo: el barco era tan largo como un edificio de veinte plantas puesto horizontal, también pueden decir directamente el nombre propio, si lo hubiere, del edificio tumbado objeto de la equivalencia: era como el Empire State Building horizontal.
El tipo este piensa realmente que los que le están escuchando se van a imaginar cien campos de fútbol uno detrás de otro, no hay más que verle la cara, esa sonrisa de satisfacción con la que mira a la cara pensando “que símil más chulo me he currado, se han quedado patidifusos”.

Y a mi, así a bote pronto, me surge una duda, ¿cómo han de unirlos; formando cuadrados, rombos, por el lado ancho, por el lado corto?.
Pero de todas las unidades de medida, la que me tiene subyugado es la que utilizan para los volúmenes, para medir objetos con las tres dimensiones espaciales definidas se recurre a: la piscina olímpica; ejemplo:
El lago tenía una capacidad de más o menos tres mil piscinas olímpicas.
Todos sabemos que como unidad de medida la piscina olímpica es un despropósito, está claro que se usa porque nos podemos hacer una idea del volumen al que se hace referencia, pero lo cierto es que nadie sabe cuanta agua cabe en una piscina olímpica.
Claro que si dices que la piscina tiene unos 2500 metros cúbicos y que el lago en cuestión tenía como tres mil volúmenes como ese.
Lo más seguro es que el cerebro de tu contertulio automáticamente se encuentre volando sobre las blancas cumbres del Himalaya a no ser que vea en escucharte la tangible posibilidad de sexo desenfrenado.
Entonces será capaz de darte tres opciones con diferentes posibilidades de longitud, anchura y profundidad con idéntico volumen total.
Dentro de poco para medir la edad de un descubrimiento arqueológico dirán: “Esta momia tiene una edad aproximada de veintitrés abuelas, un cuñado y dos milis”, ahí es nada amigos, con decimales y todo.
Por cierto, para medir las nóminas se usarán las chuches, ya saben; he cobrado la paga extra, un sobre de cromos, dos gominolas y tres lacasitos.
Wao.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s