>OTRA EDUCACIÓN.


>

El trabajo como medio de vida; como sustento; como refugio y como medio para no pensar; para mantener esa mente nuestra en silencio y sobre todo como vehículo de la propia realización como persona.
Son estos malos tiempos para el trabajador, todo el mundo está obsesionado con el tema, evitando hablar de ello para que la desgracia no localice su miedo.
Todo el mundo piensa que el resto tiene un trabajo estupendo, con un sueldo estupendo, con un horario estupendo; cuando lo único que tienen son un entrecejo fruncido igual que el de todos y una boca tan apretada que no se advierten ni los labios; igual que todos.
Esa es la realidad, tenemos miedo y lo aún peor es que lo estámos haciendo mal, francamente mal.
Pero no reaccionamos, deseamos que llegue un milagro y cambie las cosas, que cambie la mentalidad de alguna de las personas que han fabricado concienzudamente esta situación.
A estos ilusos les voy a explicar, a grandes rasgos la carambola que se tiene que dar para que la situación se arregle sin que tomemos cartas en el asunto.
Un día un tipo accede a esas estratosféricas cotas de poder, el tipo borracho de orgullo empieza a ser bombardeado por sus colegas de profesión, por lobbies, por empresarios, por ministerios, por ONGs, por medios de comunicación, etc.
 
Y todos parecen tener una sola intención: llenar de dinero los bolsillos del pobre incauto.
Algo le dice que está metiendo la pata y conforme las palmadas en la espalda se hacen más y más cálidas, las palabras con los suyos se van espaciando y mientras las confidencias se van haciendo más valiosas, las sonrisas de sus seres queridos se van apagando.
 
El trata de engañarse, trata de proclamar la limpieza de sus intenciones, explica que son los políticos corruptos los que quieren que todo el mundo piense que los demás, y no solo ellos, también lo hacen.
Suplica que le crean, que lo va a demostrar, pero casi nadie lo hace, y cuando se da cuenta de que sus actos le han dejado solo, ya solo le queda consolarse pensando que el ha engañado tanto como los demás y aún se permite reprocharse que la mayoría lo hacen muy mal.
Las personas que viven esperando que un tipo de estos un buen día se levante pensando en cambiarlo todo, que haga una propuesta honesta, que los demás la sometan a valoración, que triunfe, que este hombre pueda acceder a un  puesto con la potestad de poner en práctica su propuesta, que efectivamente lo haga sobreviviendo a la última andanada de sobornos y amenazas y que funcione creo que están a la par con las posibilidades de que te toque el gordo de la lotería 52 semanas seguidas en un año.
Esta es la cultura de hoy, el tipo de hombre que sale de las escuelas, de los institutos, de las universidades.
Un modelo humano que deberíamos someter a cirugía explorativa, porque en las entrañas de los hombres hay algo malo, muy malo.
Quizá replanteándonos la educación que damos a niños y jóvenes, podamos encontrarnos un mañana de hombres sanos, justos y honestos.
Aplicando las enseñanzas de la naturaleza, del mismo modo que un niño primero aprende a hablar, despues a pensar y por ultimo los recovecos más intrincados del lenguaje, podemos enseñarles a filosofar antes que filosofía.
Podemos enseñarles a evitar guerras en vez de a memorizar fechas y número de muertos.
Podemos enseñarles a economizar su dinero y los recursos en vez de educarlos para ser solidarios.
Podemos enseñarles a ser buenos padres y madres en vez de a empatizar con los niños maltratados.

Podemos enseñarles lo que es la autoestima, la propia personalidad, en vez de pagarles psicólogos.
¿Cómo sería una generación que piensa en vez de leer lo que otros pensaron, que hace en vez de esperar a que otros hagan por ellos, que se cuestiona las cosas y filosofa sobre la vida en vez de esperar a que un gobierno imponga más restricciones a sus derechos, que aprende a gestionar bien sus medios??.
Solo es educación, solo es enseñanza, pero los resultados desde un punto de vista quizá ingénuo por propia voluntad, sería esperanzador.
Seres humanos felices, en paz consigo y con el mundo, enriquecerían a todos con sus inversiones, otra generación de seres humanos capaces de ofrecer una realidad diferente dentro de la cual poder ser individuos que expresan su propia creatividad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s