>HOMBRES OLVIDADOS


>Normalmente sigo un ritual definido a la hora de buscar temas de interés para comentar en estas líneas.
Llego del trabajo acelerado, abro el ordenador mientras recaliento un  café en el microondas y empiezo a abrir páginas de noticias.
Esta sí, esta no, esta no da para más y así un buen rato hasta que encuentro algo que a mis ojos pueda parecer interesante.
 
Siempre aparece algo y así vamos subsistiendo.
Pero ultimamente me estoy dando cuenta de que siguiendo este método, todos los días llego a las mismas conclusiones recurrentes, iterativas y descorazonadoras.
La primera es que en este mundo no ocurre nada ni se comunica nada sin que pase un filtro, un tipo de censura y ya de paso una “manufacturación apropiada”.
Es aburrido, monótono y desesperante.
La segunda es que esta sociedad aburre, cansa, tedia y mucho; no hay un solo acontecimiento esperanzador, ilusionante digno de ningún tipo de mención.
Todos, absolutamente todos los días abro esta ventana mágica, esta ventana dimensional que pone el mundo ante mis ojos y empiezo a escudriñar páginas y más páginas de sucesos, de sociedad, de política, de historia y nada, cero patatero.
Pensadlo un instante, ¿cuándo leísteis el último artículo que os hizo felices, la última frase que os conmovió? creedme si os digo que busco desesperadamente algo distinto que contar, algo simple y a la vez importante, nada, no encuentro nada.

Estoy seguro de que desde entonces, ha pasado más tiempo del que tenemos consciencia.
Y así transcurre la historia de la humanidad que estamos escribiendo, con trazos precipitados y de carácter urgente. 

Día a día nos dejamos encandilar por el gol más lejano, por el teléfono con más funciones y por el ordenador con más potencia; dejándonos robar un metro de evolución con cada una de estas noticias, minuto a minuto somos más parecidos a títeres y perdemos la chispa que llevó a aquellos hombres-mono a idear el modo de crear el fuego, a no conformarse con esperar al cielo; la rueda, la agricultura. 
Y es que hoy, podéis hacer la prueba si queréis, las publicaciones digamos de gran tirada, han reducido las escasas páginas dedicadas a ciencia y tecnología a simples catálogos publicitarios de teléfonos móviles y accesorios de informática.
Precios y datos técnicos, publicidad pura y dura a toda página y con ánimo de lucro, una verdadera pena.

 Hace unos pocos días falleció un hombre llamado John Bardeen, físico norteamericano con dos Premios Nobel a sus espaldas, a los 82 años.
Un hombre considerado por la comunidad científica como una de las mentes más poderosas de la humanidad, sin ningún género de dudas un verdadero “genio”.
Este hombre ayudó a crear el primer transistor, tecnología que terminó por derivar en la electrónica moderna y a posteriori en la informática.

Un tipo objetivamente importante para la totalidad de la comunidad humana, un tipo sobre el que nuestros hijos nunca sabrán absolutamente nada porque a unos pocos personajillos siniestros no les parece importante ser contemporáneos a personas notables como estas, es mucho más positivo saberlo todo sobre las Guerras que matan, con la amenaza latente que conlleva; que sobre los hombres que hacen a la humanidad más grande y mejor.
Esa es la batalla, qué argumento utilizar para mantenernos así de incultos, religión contra educación a la ciudadanía, Dios en las aulas, monaguillos sodomizados o libertad de culto, todo o nada.
Lo que sea con tal de que estos grandes hombres vayan languideciendo en los laboratorios sin recibir el calor y el agradecimiento de las personas que nos beneficiaremos de su trabajo.
Hombres que deberían estar gobernando a la humanidad, hombres olvidados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s