>¡SI A LA PARIDAD!


>

No se muy bien si desconfiar en las personas y en los fines de las personas que dedican sus estudios a la observación de la reproducción de los animales en sus entornos.
Pero no en el aspecto científico o fisiológico, no con la asepsia que merece un tratado tan serio y trascendente como la sexualidad de la libélula merece, del hecho biológico de la reproducción, no.
Son personas, que meten en una caja a un macho y una hembra de una especie determinada y se dedican a mirar a ver si “interactúan o no.
A eso lo llaman ciencia, y hasta crean una disciplina universitaria del tipo, “Reproducción asexual del protozoo iberiensis” con su respectivo master y posgraduado.
Sinceramente yo a eso lo llamo afición preocupante al zoovoyeurismo o freakada de gente rara, pero rara, rara, rara.
Porque por mucho que traten de convencerme de que es un estudio con un valor relevante para la humanidad, llamadme ignorante, pero no le veo yo como puede influir en el mundo que Lagartos, libélulas, serpientes, hormigas, tiburones y hasta los dragones de komodo sean capaces de reproducirse sin machos.
A no ser que sea una doctora con una vida social desastrosa o un médico desorientado que quiere hacer la pelota a la médica a ver si es posible que ella acceda a “no procrear un rato”.
Si esto no es sexismo que venga Leire Pajín y lo vea.
Yo como hombre y parte eliminada de la ecuación, yo como sujeto discriminado, despreciado únicamente por mi condición de macho, exijo a la ministra de igualdad que obligue a esas hembras díscolas a procrear con sus machos que por algo están ahí.
Y dicho sea de paso, también sería de agradecer que ya que no se ha demostrado que sean efectivamente hembras, sino que pueden ser machos que se han liado la manta a la cabeza y ante la falta de hembras disponibles se han decidido a tener los cachorros ellos solos.
Como digo, exijo, que en la mitad de los casos se diga que son hembras que procrean sin machos y que en la otra mitad se asegure que son machos que se han transformado en madres, pero machos, machotes.
Va a poder ser una paridad en condiciones hasta para las tonterías pseudocientíficas con mala leche.
Y es que con cada una de esas noticias, el mensaje está claro: “extingamos al macho, no es necesario”.
Mujeres del mundo podéis odiar a los hombres pues ya no son necesarios para procrear, las Lagartas, libélulas, serpientes, hormigas, tiburonas y hasta las dragonas de komodo ya lo han hecho.
“Por un mundo sin hombres, procrea sin machos”, “sé hembra, devora a tu macho, pero no te dejes fecundar por él”.
La mala idea con la que exponen los resultados de sus pesquisas, la absoluta falta de tacto y delicadeza al abordar un tema tan sensible, le hace a uno recelar de tales intenciones.
Y lo más curioso es que además sea noticia en la prensa, lo he leído en absolutamente todas las publicaciones en papel y digitales que he leído en los últimos tres días.
Los nuevos adelantos de la lucha contra el cáncer, los posibles remedios contra el SIDA, la paz en el mundo no tienen tanto bombo como el descubrimiento de una nueva especie capaz de prescindir del componente masculino.
Así que como última exigencia, hay que instar a esos científicos a buscar una especie que procree sin hembras por cada una que busquen que lo hace sin machos.
Así que hombres amenazados del mundo, procreadores fértiles, levantad vuestros puños y decid ¡si! a la paridad.
Anuncios

Un comentario sobre “>¡SI A LA PARIDAD!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s