>LA MANO QUE MUEVE AL TÍTERE.


>Volviendo al bienintencionado despliegue militar americano en los aledaños libios, uno vuelve una vez más la mirada a la milenaria Egipto.

Y ve ponerse el sol en la ciudad de Nasr, enrojecerse el horizonte a través de sus numerosas alamedas.
Por sus vestigios históricos, por sus monumentos, por su universidad; parece mentira que haya estado gobernada por un títere llamado Mubarak.
Un juguete roto manejado a su vez por las manos del expresidente norteamericano Bush.
Fue durante esta época cuando Nasr adoptó la infame reputación, dentro y fuera de sus fronteras, como la cloaca en la que la seguridad de los Estados Unidos cometió tal cantidad de barbaridades y de tal magnitud todas que hoy en día incluso los egipcios se las ven y se las desean por hacer desaparecer las evidencias de la faz de la Tierra entre los pocos estertores de vergüenza que restan en sus espíritus.
Y aquí estamos viendo al tirano libio sacar fuerzas de la nada, renacer como el ave fénix del desastre; un tirano cuya recuperación coincide sospechosamente con la aparición de la flota yanqui en sus aguas.
¿A qué acuerdo han llegado?, ¿cuántas vidas libias; de esas que piden libertad, democracia y justicia va a pagar Estados Unidos a Gadafi por el petróleo libio?
Estados Unidos cerró Guantánamo, pero nadie dijo que fuese a dejar las detenciones arbitrarias.
Perdió la sala de torturas egipcia, pero nadie dijo que no fuese a utilizar sus medios de siempre nunca más.
Y ahora necesita imperiosamente un centro discreto y protegido en el que proseguir con sus atentados a la humanidad.
Solo necesitaba a un dictador desesperado para conseguir todos sus objetivos de un plumazo y los indicios lo dejan bien claro; el otrora enemigo número uno del mundo occidental, hoy se ha convertido en perro faldero del “American Way of Torture”.
La nueva sede de la muerte será, seguramente Trípoli, y si no tiempo al tiempo.
Mientras tanto en la ciudad de Nasr luchan contra esta reputación infame que ha dado a la ciudad Nasr el sobrenombre de “La capital del infierno”.
Lo peor de todo es que tras aquel “pásalo” que dio con la mentira del entonces gobierno en el suelo arrastrando al grupo de gobierno más oscurantista y soberbio de la historia de la democracia; hoy los que ocupan aquel mismo lugar con la sana intención de cambiar las cosas y con el buen talante como argumento; van a seguir aquellos mismos pasos y ya buscan una escusa para clavarse de rodillas delante del asesino yanqui dispuesto a tragar todo lo tragable y a buscar apoyos internacionales para una intervención de tropas en Libia.
Odio acertar con estas cosas, pero este ramalazo de rebelión en oriente solo ha reforzado a los mismos y solo ha debilitado a los de siempre.
No les votes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s