>CONSTRUIR SUMANDO.


>Hay algo que siempre me rondó la cabeza, débase a mi cortedad, a mi falta de preparación o quizá a ese punto ingenuo que tenemos los idealistas.

Pensaba y no dejaré de pensar jamás en lo tremendamente iguales que resultan con frecuencia los pueblos antagonistas.
Naciones acostumbradas a vivir a base de gatillo fácil, sin ver, sin preguntar y con el mantra retumbando en sus mentes.
Con la frase recurrente recitada y repetida hasta la saciedad para llevar a la persona a un estado de profunda concentración en el que no hay más pensamiento que el inducido “odia a tu vecino”.
Se incrusta en las fibras del alma, en los sentimientos, en los huesos y se hace imposible liberar la mente del flujo constante de pensamientos que la acosan, todo es culpa del otro, todo es por causa del otro, represalia o muerte.
Israelíes y Palestinos; ¿qué los diferencia? unos dioses a cada cual más amenazante y rencoroso, unos credos deshumanizantes , unas historias inventadas de sangre y odio.
Sudamérica; países con idénticas raíces, idénticas culturas; enfrentados por desplazar unos metros unas líneas invisibles e inexistentes.
Alemania, Suiza, Austria; ¿Alguien duda del origen germano de estas tres naciones?.
Escandinavia, Balcanes, Centroeuropa; ¿Quién dicta el reparto de tierra y seres humanos?.
Líneas trazadas entre ellos con el único fin de servir de excusa a fines perversos que se conjugan en el deseo de poder de unos pocos sobre el resto de la humanidad.

Siempre encuentran una razón incontestable para crear recelos, odios contra los vecinos, disputas tan absurdas como el intento de justificar su misma existencia.
Y en este maremagnum de razones para el odio en el que agitamos nuestras ridículas colitas como renacuajos en un charco, me encuentro con que hay un sentimiento que empieza a hervir entre los seres humanos que pueblan Iberia.
Siempre estuvo ahí, pero generación tras generación chocó con la mediocridad y la codicia de las clases políticas de ambos países.
Es una prueba más de que los gobiernos y los gobernados jamás hallaron más sintonía que la del caudillo con el sometido.
Y la evidencia es diáfana, solo hay que preguntar a las personas de a pié, a las gentes sencillas que sufren a los lados de las fronteras y suspiran.
Lágrimas que de nostalgia a ambos lados del río levantan la mano en un saludo sentido.
Gentes que piensan que sería estupendo que los pueblos volviesen a ser hermanos, que tras este pequeño lapsus de varios siglos, sería buena idea dejarse de tonterías y volver a poner nuestro mundo allá donde Cartago y Roma lo rompieron para hacer como que no ha pasado nada y seguir adelante juntos.
En los largos pasillos hoy hay corrillos que murmuran, se comenta que algún idiota ha preguntado al pueblo lo que quiere, como si eso importase.

Lo malo es que el pueblo ha hablado y han dicho todo lo que saben, que españoles y portugueses son un mismo pueblo, que no les parecería mal que uniesen sus destinos, que una Iberia Atlántica, Mediterránea y Cantábrica podría ponerle las cosas claras al mundo.

Somos el Pueblo Íbero, gentes sencillas, trabajadoras y no debería haber en el mundo intereses económicos o políticos que pugnasen contra el deseo de ser uno con todo lo bueno y malo que tal cosa conlleve.

Sed sinceros hermanos al otro lado del océano, decid que es mentira que en vuestro fuero interno no intuís lo buena que sería una Unión de Estados Americanos, un monstruo capaz de plantar cara a la insolencia del invasor del Norte, una gran nación que cerraría para siempre el cajón de las injusticias en Ultramar.
Y es conveniente, puestos a construir un nuevo mundo, sugerir que se haga desde la hermandad de los pueblos, no desde los intereses de una elite corrupta, anacrónica y perniciosa.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s