>APTOCRACIA 7


>Todos los seres humanos, hombres y mujeres, llegan a una edad a partir de la cual empiezan a sentir la necesidad de continuar el legado de sus antepasados, de cumplir, o no, con el fin genético de la especie: su perduración en el tiempo.
Sienten el empuje de crear una familia, de formar su tribu y dedicar sus esfuerzos a hacer de ella un grupo próspero, unido y fuerte capaz de ocupar y defender su nicho social en el todo del Estado.
Es a partir de esa edad, que los entendidos llaman núbil, cuando las personas adquieren el derecho a desear satisfacer tal inclinación y es con la mayoría de edad legal cuando adquieren el de su materialización.
Esta es una libertad de las personas que se adquiere con el solo nacimiento, se viene al mundo con esta prerrogativa y nadie la puede acotar en modo alguno; y esto debe estar garantizado sin restricción alguna, sin ambigüedades.
Y no puede haber un solo supuesto en el que por motivos de raza, nacionalidad o religión, puedan crearse espacios ajenos de la influencia de dicha ley.
No hay excusas para que un gobierno sea de la inclinación que sea permita o haga complaciencia de interpretaciones aviesas de esta ley.
Ningún ser humano podrá ser privado de unirse, casarse y fundar una familia con la persona de su libre elección atendiendo a razones de diferencia social, de raza, de credo, de ideales políticos, etcétera.
La unión entre dos seres humanos se realizará siempre por libre elección de los interesados y el pleno consentimiento, quedando proscritas y penadas por ley cualesquiera injerencias concebidas para disuadir a los interfectos de dicha decisión.
Una vez consumada la unión y mientras esta sea efectiva, los componentes de la pareja disfrutarán de iguales derechos e idénticas obligaciones en todos los aspectos concernientes al matrimonio.
En caso de disolución del matrimonio, se interpretará la situación como un estado más del matrimonio en tanto en cuanto no se ha consumado la ruptura mediante fallo judicial.
Es por esto que mientras dure el proceso de disolución, es menester entender el clima enrarecido que acompaña tradicionalmente a estos procesos y es menester un ejercicio de comprensión en los organismos legales que tramitarán esta disolución lo más rápidamente posible minimizando al máximo el trauma y siempre en un estado de absoluta ecuanimidad tratando con exquisito cuidado e igualdad a ambas partes.
Se exigirá a todos los implicados la documentación y la conformidad con el proceso y si alguna de las partes se siente de algún modo agraviado y presenta pruebas efectivas de un trato de favor hacia la otra parte o alguna especie de indefensión en el proceso, el fallo judicial será anulado de inmediato y la parte abusadora perderá todos sus derechos en favor de la parte perjudicada en el trato fraudulento de separación.
Debiendo asumir también la representación legal del litigio su responsabilidad y respondiendo con su patrimonio y profesión.
La familia es la base de toda civilización, es el núcleo genético de un país; la concentración de intereses alrededor de su proceso de creación, afirmación o disolución jamás pueden influir en modo alguno prostituyendo el resultado de tal unión.
Como dice la Declaración de Derechos Humanos; es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s