DIARIO DE UN GILIPOLLAS


>Diario de un gilipollas:
Sábado 21/05/2011
Mañana es el gran día, el padre Camping lo viene diciendo una y otra vez desde hace décadas y si bien en ocasiones su cálculo ha resultado erróneo, no es menos cierto que algo en mi interior me dice que esta vez sí, que esta vez el advenimiento del fin del mundo y el momento de ser requeridos en los cielos a fin de pasar el trámite del Juicio Final está esperando al amanecer.
Me he despojado del peso de mis pertenencias, como dijo nuestro guía, he donado todo lo obtenido por ellas a nuestra congregación.
Estoy seguro de que ahí arriba, ellos sabrán valorar mi acto de generosidad y en cualquier caso a mí no me hará falta alguna pues ya no seré de este mundo.
Domingo 22/05/2011
Estoy sobre el escritorio del salón leyendo unas líneas que me han dejado atónito, parece ser que se ha suspendido el Juicio Final, iba a empezar ayer, según nuestro bien amado líder y guía Harold Camping.
Seguramente que habrá algún problema con la elección de algunos de los otros doscientos siete mil millones de personas, de justos que tenemos un lugar reservado en el paraíso y que nos disponemos en breves instantes a ocupar nuestro puesto en el Cielo directamente.
Me pregunto como será el mundo tras semejante acontecimiento, cómo será nuestro devenir en las esferas celestiales, cómo será nuestro hogar en tal tesitura.
Posiblemente el Lunes 23/05/2011
A ver, lo que se dice cambio espectacular no va a ser, esto ni cielo, ni nubes ni angelitos ni nada.
Mucho me temo que o bien el mundo posterior al Apocalipsis no se diferencia en nada del que dejábamos atrás o el profeta agorero de las narices me la ha clavado doblada.
No puede ser, esto es cosa seria, en un momento ha de llegar el primer aviso de que el fin de la humanidad y de todas las cosas impuras está a las puertas de la historia.
Ya se que debía haber llegado ayer por la tarde, sobre las seis de la tarde hora de California, un terrible seísmo global que aterrorizaría al mundo entero y que lo sumiría en el caos y el terror en el planeta; pero aun queda mucho día y todavía puede llegar.
Por fin se cierra el ciclo bíblico, por fin va a quedar constatado que todo lo escrito en los sacros textos era cierto, como lo fueron el Éxodo, la Creación del mundo por Dios, el Diluvio o la muerte de Salomón, por decir algunos sucesos.
Gran hombre nuestro amado Harold Camping, nuestro guía preclaro que iluminado por nuestro señor fue capaz de realizar los cálculos matemáticos precisos para ubicar cada evento en su fecha más o menos exacta de la historia.
Esos mismos cálculos le llevaron a descubrir que el pasado sábado era el día del Juicio Final.
Y si el lo dice lo será.
Y mientras este idiota se da cuenta de que se ha arruinado, el profeta Harold Camping se encuentra repasando sus números para recalcular la fecha, esta vez sí, exacta del Juicio Final para acto seguido volver a pedir dinero a sus fieles para seguir calculando el fin del mundo una y otra vez.
preparando la salvación de un número determinado de adeptos suyos, normalmente los más generosos y desprendidos.
Porque para todas las personas que hemos vendido, entregado o regalado nuestras posesiones materiales, iluminados por nuestra fe en el profeta Camping, ayer sí fue el fin del mundo tal y como dijo nuestro líder, lo que pasa es que aún no nos hemos dado cuenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s