EL SEXTO HECHO


Las frías estadísticas, sobre todo las que son manipuladas sin vergüenza alguna, indican que en nuestro país el mercado inmobiliario sigue con su caída en picado.
En el pasado mes de agosto ni más ni menos que un treinta y ocho por ciento menos de compraventas que el año anterior.
Similar varapalo al que se ha sometido a la industria automovilística en los últimos dos años.
Los expertos en economía tratan de mantener su estatus como tales expertos que dicen ser convenciéndonos de que es muy complicado reducir este fenómeno que llamamos crisis a unos pocos hechos.
Quizá si aplicamos la fabulosa lógica del mosquito podamos comprender la gravedad real de la situación.
Primer hecho:
Sobreexplotación, sobreproducción y caudal de riqueza finito.
Las fábricas han producido tal cantidad de bienes de consumo y materias primas que los stocks están atestados de género que el mercado no puede “digerir” esperando una salida.
Segundo hecho:
Estas empresas están dirigidas por unos tipos inteligentísimos que, dado que no venden, deciden parar la producción y empezar a deshacerse de los trabajadores.
Ya sea mediante los famosos EREs o mediante despidos más o menos procedentes; lo cierto es que de pronto el entramado social se encuentra de golpe y porrazo con una capa social aterrorizada por la situación, sin empleo o en situación terminal.
Tercer hecho:
Ya está montado el desastre, un mercado lleno de bienes y servicios que no se venden ni se venderán porque la masa que antes eran los clientes y compradores ahora están perdiendo hasta sus casas arruinados.
Es la perpetuación del desastre económico.
Cuarto hecho:
Aun con este marco desolador, el principal problema todavía está por llegar; es la banca y su voracidad descerebrada, esos monstruos alimentados por los estados que van a devorar cualquier asomo de esperanza con la avidez de una piara de cerdos.
La situación difícil puede llevar a un descenso generalizado de precios, a unos bienes y servicios más al alcance de las personas de a pie.
La vivienda bajaría de precio, los utilitarios también y así poco a poco el mercado se terminaría autoregulando como debería ser en mercado libre regido por las normas racionales de la oferta y la demanda.
Digamos que poco a poco a base de precios más razonables, el entramado social terminaría por metabolizar esos stocks y paulatinamente las líneas de producción podrían volver a funcionar aunque ya a ritmos más responsables que en aquellos tiempos de locura depredadora.
Suena precioso sí, si no fuese porque los bancos van a cerrar la presa sobre el país cortando el flujo de dinero hacia el consumo, ahogando a las PYMEs y encareciendo sus productos de crédito.
Si bajan los pisos ellos aprovechan y suben el EURIBOR, en vez de dar ese aliento al mercado, ocupan con sus lenguas retráctiles cada recoveco susceptible de esconder substancia que lamer.
Cualquier estímulo positivo será cortado de raíz por un tiburón atento a cualquier movimiento a su alrededor.
Quinto hecho:
El Estado en general y el partido del gobierno en particular como cómplices directos del desaguisado saben que habrá represalias, antes o después deberán pagar por sus desmanes.

También son conscientes de que el enemigo ha de salir de las universidades; bien en forma de altos cargos o en forma de opositores a su régimen.
Es por esto que se han lanzado a la defenestración del sistema educativo español y a la debacle de la clase científico-técnica española que ve como ha de emigrar a países en los que son bien recibidos.

Y aquí estamos, a punto de escribir el sexto hecho, ese en el que se cuenta como se desposeyó a la banca de bienes y privilegios y de como se salvó a la humanidad ajusticiando al monstruo especulador.
El 20N empezamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s