ES LA GUERRA CHINA


Creo que acabo de entender por qué un colectivo capaz de enviar a una muerte cierta a millones de personas a base de dejarlos sin empleo, sin vivienda y sin derechos humanos, como es la clase política española; a la hora de hablar sobre la pena de muerte se echan a temblar como ursulinas.
Hoy lo más temido por los gobiernos es el fácil y casi instantáneo discurrir de las noticias por el mundo; la facilidad con que la ciudadanía accede a noticias que no han sido filtradas por sus organismos habituales.
Esto que para nosotros, los ciudadanos de a pié es bueno, para ellos es rematadamente malo, el enemigo número uno del modo de vida de la clase política.
Por culpa del aluvión de información a que tenemos acceso, han de pagar y comprar la voluntad de ejército y policía; si no tuviésemos idea de sus manejos no necesitarían realizar tal dispendio.
Nuestro conocimiento les sale muy caro y les obliga a compartir el botín más de lo que consideran deseable.
Y esto nos lleva a una pregunta que parece no tener conexión alguna con lo que os comento; pero a poco que pongáis de vuestra parte os daréis cuenta de cuan parejos son los destinos de los hombres por muy lejanos que sean sus espacios, por anchas que sean sus fronteras, por profundas que sean las simas que nos separan.
¿Nunca os habéis preguntado la razón del triunfo económico de China?
Llamadme loco, pero me da en la nariz que va a tener mucho que ver con el miedito que les da ser pillados infraganti trincando dineritos públicos, miedito del bueno, del que acojona y convence en serio.
No miedito mindundi de nada, no del que deja a los trincones y chorizos fuera de la cárcel, no.
Me refiero, en definitiva, al que les debe causar poder llegar a ser un día sucesores en desgracia de aquella funcionaria de la provincia de Liaoning, que tuvo la feliz idea de quedarse para ella solita unos cuantos milloncetes de yuanes de los fondos públicos.
Dineros que estaban destinados para pagar a particulares por sus tierras expropiadas para obras supuestamente públicas y que esta señora o señorita entendió que eran un regalo por la gracia de Confucio.
La cuestión es que pillaron a la interfecta con las manos en la masa y para colmo la detenida no supo explicar dentro de la legalidad la procedencia de propiedades valoradas en unos cuantos millones más como tampoco supo explicar la percepción de ciertas cantidades de dinero recibidas de unas empresas de bienes raíces.
Por esto en España te cae una condena de por vida en una urbanización de lujo en la moraleja con criados y Vega Sicilia a destajo custodiado por la policía que le partirá la cara al primero que te señale con el dedo.
Pero defraudar al estado, ser un político corrupto en China se paga con la vida y esta vez no iba a ser menos.
El Tribunal en cuestión dictó la pena de muerte en diciembre de 2010 y la confirmó en junio de 2011.
Hoy, por fin, la existencia de esta mangante se ha convertido en un ejemplo a seguir por el mundo, un ejemplo de lo que le debería pasar a todo político que jura la constitución y los derechos humanos de un país y con la mano en el corazón ya está tramando como traicionar a millones, repito, millones de personas.
Llamadme loco, irreflexivo, demente, radical, lo que os de la gana; pero un país que castiga duramente a los traidores, es un país que triunfa.
Por muy dictatorial, brutal y descerebrado que pueda parecer.
Y esto es lo que tanto temen nuestros políticos, que nos demos cuenta de que si les damos matarile, un día podremos ser un país tan grande y pujante como hoy es China.
Crudo y simple como la vida misma, es la guerra.
No es que abogue por la pena de muerte, pero puestos a morir, que sean ellos, gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s