PARIÓ LA ABUELA


Me pareció leer en alguna parte que la nueva reforma laboral con la que el Gobierno va a robarnos un nuevo lote de derechos laborales, venía disfrazada de “inquietud por el futuro de los jóvenes”.
Y debe ser verdad, porque en ella se hace un especial tratamiento a la implementación de medidas sesudas para fomentar el contrato a jóvenes.
Entre el paquete de medidas valientes, atrevidas e innovadoras; la que va a dejar patidifuso al personal es la de abrir la veda para que los pensionistas podrán trabajar y al mismo tiempo, cobrar parcialmente la pensión.
Claro, los muy idiotas van a perdonar parte de la pensión que han cotizado a lo largo de su vida, “su pensión” para trabajar.
Hay que reconocer que si alguien esperaba algo original, esta vez se han salido.
Y es la muestra fehaciente de que este recién estrenado gubernúsculo no se conforma con retos menores, este es un gabinete de desafíos épicos, un equipo directivo al que le parecen pocos más de cinco millones de parados y se destapa añadiendo a los jubilados y pensionistas a la carrera por hacerse con un trabajo.
Esa es la eficiencia que los tecnócratas de los que tanto se jactaba Rajoy, he ahí las soluciones que plantean.
Mi malicia me trajo una pregunta a la cabeza ¿quién hará el papel de “soltador de idioteces mediáticas?, el PSOE tenía un equipo formidable, Sinde, Aído y la estrella del grupo Pajín.
Hay que reconocer que nos han regalado una sarta de sandeces a lo largo de su permanencia en La Moncloa, casi insuperable
Pero el gran Rajoy está decidido a superar incluso lo insuperable; si pensabais que no había una persona más capacitada para la estulticia que Pajín, Mariano os a demostrar que a dementes peligrosas el tampoco es un mindundi.
Las tiene y de órdago.
Señoras y caballeros, se abre el telón, ante ustedes la nueva “lumbrera ministerial”; la ministra Báñez.
La misma que piensa que dejando morir de hambre recortando “una porción” de la pensión a los jubilados y lanzándolos como kamikazes al mercado laboral, se puede favorecer el empleo juvenil.
Estoy impresionado, al final haremos del refrán un titular “éramos pocos, unos cinco millones y medio, y parió la abuela”.
Pero bueno, no solo dice bobadas, en la boca de la ministra también caben los malabarismos retóricos para pintar de colores lo que van a ser simples choriceos.
Donde dice que la reforma laboral dejará intactas las prestaciones por desempleo, no se refiere a que no las van a aumentar o disminuir. Se refiere literalmente a eso, a que las prestaciones se quedarán intactas, que no las va a tocar ni dios; vamos que para cobrarlas nos las veremos en figurillas.
Donde admite que la austeridad puede “contraer” la economía, lo que realmente quiere decir es que sabe perfectamente que con cada nuevo recorte que se decide, se destruyen miles de empleos y que del mismo modo, miles de personas pierden sus hogares y se ven abocados a la calle.
El matiz, está en el “puede”, ese vocablo en ese contexto, es el que da a entender su pensamiento “lo se, es así, pero me estoy forrando y me la suda”.
Si sustituís el “puede” por su significado, os daréis cuenta de que la frase toma otra dimensión más cercana a la real.
En resumen, que tendremos que despedirnos de los canguros gratis, el gobierno de derechas que nos toca en turno ahora ha decidido ponerlos a trabajar.
Me da que lo que quieren es que entre el fin de su vida laboral y el fin de su vida absoluta, el impás sea el más económico posible y si se muren el mismo día que salen de la fábrica, mejor que mejor.
Recuerdo que los mayores contaban que antes, al jubilarse, tu empresa de toda la vida premiaba la fidelidad y entrega del trabajador con una comida entre compañeros y un buen reloj.
Nosotros hoy, nos caeremos no de uno, sino de varios guindos y tendremos que conformarnos con un blister de pastillas de carburo y una sonda.
Yo por el momento voy a patentar la idea del “controlador vital de planta”, dentro de un par de años será habitual verlo por las empresas.
Será un tipo con bata blanca y con los utensilios médicos necesarios para comprobar las constantes vitales de los trabajadores; estará adscrito al servicio de la mutua y se encargará de que ningún operario exceda los límites mínimos por los que se considera que un obrero tiene chispa suficiente para trabajar.
Esa será la lucha de nuestros valerosos sindicatos el día de mañana.
Pelearán por una frecuencia cardiaca más razonables, por una capacidad pulmonar ética, por un mundo justo para los amputados, etcétera.
Y lo peor de todo, es que serán los mismos defendiendo lo mismo, es decir, seguirán vendiéndonos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s