ESTA ES LA GUERRA QUE ELLOS HAN EMPEZADO


La escalada fascista del estado español toma la forma de propuestas de reforma penal; propuestas que en horas son ley y que unos minutos más tarde se suman a la batería de excusas con que sustento de la tiranía, la policía, se cubre de dignidad para masacrar a sus hermanos.
La resistencia pasiva es ahora delito de atentado; levantar una mano y tenderla a un asesino armado es una agresión; tratar a un policía como a un ser humano es pecado.
Yo en eso estoy un poco de acuerdo, no son humanos, son violentos, son agresivos, son injustos, cumplen leyes ilegales dadas por delincuentes procesados y se jactan de ello.

Del mismo modo, estar pasando penurias y hambre mientras el senado, la cámara más inútil y onerosa del Estado, se gasta cientos de miles de euros en retratos puede resultar indignante, pero convocar por Internet una manifestación para protestar por tales abusos es ahora crimen organizado.
Si lo que se convoca es una manifestación pacífica, ya sabemos el método, la policía infiltra bastardos con la misión explícita de provocar ellos mismos los altercados para así dar un matiz legal a la represión violenta del desacuerdo por parte de sus compañeros de guerra.
Excusas desde el miedo al poder del pueblo, tretas y estrategias propias de asesinos y dictadores africanos que hacen del abuso una forma de gobierno, de la represión salvaje su más usado argumento y del terrorismo de estado el más incontestable derecho de sucesión.
La verdad es que los actos violentos contra los más violentos, la policía, ya están penados con una más que sobrada severidad, no es el castigo de esos actos lo que se quiere erradicar; en realidad lo que se propone es convertir la disidencia pasiva en delito de atentado.
Tratar de terrorista a un padre o a una madre de familia que no hace nada, que esperan sentados en el suelo a que llegue el momento de ser víctimas de un nuevo episodio de los violentos excesos policiales.
El Tribunal Constitucional opina que sancionar el ejercicio de derechos fundamentales es un abuso contra quien solo pretende ejercer su derecho.
Ya sabemos por donde se pasan los estados fascistas represivos lo que diga un tribunal constitucional y también sabemos lo que hace el estado español con la constitución cuando no les es claramente cómplice, se la pasan por el forro y proceden a su reforma.
El miedo, el nerviosismo y una conciencia sucia son los peores consejeros para hacer reformas.
Ahora en este país, un ciudadano en paro será un enemigo del país, no hay respeto por parte del poder, no hay humanidad en las manos que encañonan a sus semejantes con armas que matan, no queda más que miedo.
Pero el miedo rara vez ha desatado una sumisión duradera, raramente ha funcionado al nivel que los políticos pretenden que funcione; es más que posible que la ciudadanía. antes o después, tenga que ponerse seria para recuperar una soberanía que se le está siendo arrebatada ilegítimamente.
Y eso va a requerir un derramamiento de sangre.
Todo lo que no les guste o les haga frente lo meterán en el mismo saco, para repartir estopa impunemente y tener a todo el mundo calladito.
Pero un día la confrontación hará la situación más y más tensa, hasta que un día caiga el primer pistolero.
Cuando la sangre ciegue a la masa, despojarán al tipo de su armadura, de sus armas, de su casco y verán que debajo del insulto solo hay un cobarde de carne y hueso que sangra, que vive y que siente dolor.
Cuando eso ocurra, a ese le seguirán otros y otros y otros.
Mientras la clase política se blinda en sus búnquer de oro, las clases medias y bajas se matarán a tiros por las calles.
Un día, ambos bandos dejarán de mirar al frente y observarán las gigantescas posaderas de los que dan las órdenes.
Pensarán “por eso estoy matando a mi vecino”, ese será un gran día, ese será el día del cambio de paradigma.
Cuando hagamos nuestro el lema de los tiranos “todos son el enemigo”, habremos empezado a ganar esta guerra que ellos han empezado.
Una guerra que terminará con todos ante un tribunal de derechos humanos, condenados y purgando sus delitos como lo hizo antes el tercer Reich, Pinochet o el matrimonio Chauchescu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s