VIOLENCIA


Mucho miedo han de padecer aquellas personas ciegas que encuentran en la aplicación de la violencia contra otros el único razonamiento sostenible para imponer sus criterios por encima de las razones.
Toda esa brutalidad, toda esa violencia ejercida con impunidad no es más que una manifestación latente del miedo a la verdad, a la justicia.
El abuso, el acto de cobardía desaforada empequeñece a quien lo ejerce, animaliza y deshumaniza a los que hacen de infringir daño a sus semejantes un modo de vida y que como logro último promueve la mortandad y el arrebato de vidas.
Pero este delito no es mayor que el del pueblo que se cruza de brazos y detiene con la cara una tras otra las embestidas de los que ejercen tales fechorías.
La democracia era un sueño hermoso, un avance inmenso en el modo de relacionarse los hombres, los pueblos.
La democracia era el sueño utópico al que la población mundial aspiraba en sus sueños.
Hoy, muy a nuestro pesar, se ha pervertido y transformado en una suerte de monstruo que cabalga a lomos de la la desvergüenza sobre los despojos de una sociedad muerta.
La trampa se escondía en los matices, en la obsolescencia implícita en sus propios dogmas, en el infinito número de puertas abiertas que dejaba su propio concepto, para su autoaniquilación.
Furia, rabia, desesperación aplicada contra sí mismo.
¿Qué se esconde en el fondo del alma de los hombres, qué es lo que se esconde tras todas esas toneladas de miedo?
La premura de lo temporal.
La certeza incierta de ser efímeros, demasiado frágiles como para resistir un envite de la vida que nos rodea.
Y esa fragilidad la disfrazamos de tiranía, pagamos la frustración de lo vulnerable con los seres vulnerables que nos rodean.
Seres a los que se les atemoriza de forma sistemática con leyes, con gestos y actos que deberían servir para protegernos entre todos, los unos a los otros, y que en realidad no son otra cosa que excusas que justifican la desazón.
De pronto florecen los hongos, infecciones en los tejidos humanos que interpretan a su manera la vida del resto de del frutero.
Todos tienen la clave perfecta para darnos un minuto feliz más de existencia; todos tienen en sus manos el modo y el método para hacer de nuestro paso por este mundo cruel un tránsito feliz.
Todos, absolutamente todos sin excepción terminan pasando por desprender al grupo de una porción de su libertad en favor del iluminado de turno.
Todos termina con una humanidad sumida en el desasosiego brutal, en la violencia.
La violencia es el miedo a que entre los ideales de los demás, subliminal, nade esa idea que nos come la conciencia, esa certeza que nos aterra afrontar y que sabemos que de un modo u otro ha de llegar ha de llegar.
La violencia es miedo a las ideas, pensamientos, a la imaginación creativa de los demás y poca fe en las propias.
Por eso las leyes actuales son siempre monodireccionales, no buscan solucionar problemas de convivencia; sino homogeneizar las vidas para eliminar ese resultado final terrorífico para el que lo tiene presente.
No se aportan soluciones para hombres libres por medio de la aplicación de violencia; toda imposición por la fuerza no corregirá ningún mal, y es que el buen juicio no necesita de la protección de hombres o profesionales de la violencia.
Además, la historia nos ha enseñado que todos los logros alcanzados sobre el derramamiento de sangre, requieren el sacrificio de vidas humanas para siempre para su sostenimiento.
La violencia es también ceguera, incomunicación; es el último recurso del incompetente.
Del que ve en su propia incapacidad el peligro que le acecha; del cobarde que en vez de trabajar para ser más grande, más alto, más fuerte; lo hace para eliminar a todo individuo que por su excelencia le recuerde su mediocridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s