MIEDO VIRTUAL


El mundo toca a su fin, este mundo que vivimos, esta agitación, puede no ser más que el remolino que se forma siempre ante la catarata, ante ese salto al vacío que todo cambio necesita.
El pueblo desinformado no se da cuenta, no llega a comprender la magnitud de la guerra soterrada que vivimos.
Por un lado el poder controlador, la mano de hierro que se niega a ceder poder; por otro lado el limbo, ese mundop intangible en el que millones y millones de personas dicen y piensan con libertad lejos del alcance de los gases lacrimógenos y de las represalias.
Ese es el fin del mundo maya, ciertamente existe y es muy posible que empezase a fraguarse en los albores del 2013 o en los últimos suspiros del 2012.images
Concreciones aparte, da igual mes arriba o mes abajo; la realidad es la que es; el sistema cambia, los nuevos tiempos arrollan un sistema obsoleto en el que la añorada impunidad ignorada se rompe en mil añicos y ahora, una vez salta a la luz, en décimas de segundos recorre el mundo, un mundo que reacciona.
Les ha pillado desprevenidos, no lo han visto venir y reaccionan ante este enemigo con los medios del pasado; violencia, represión, mentiras, prensas.
Nada les funciona, uno tras otro sus desmanes aparecen y se propagan, sus mentiras les ridiculizan, una locura tras otra y ven como sus tronos de plomo se hunden a toda velocidad y sus sistemas de defensa ya nada pueden contra una civilización que ahora puede reconocer al delincuente y señalarle con el dedo.
Pero siguen sin hacerse a la idea, siguen sin captar el mensaje.
Recrudecen la violencia, aumentan la represión y vuelven a refugiarse en la mentira.
¿Cómo asimilar el mundo que nos viene?
Destruyéndolo, esa es la meta.
La SOPA norteamericana, la TTP transpacífica, la Ley Sinde española; da igual las siglas, da igual la excusa, todas sin excepción ofrecen los mismos argumentos, las mismas excusas y los mismos fines.
¿De verdad creen los gobernantes que el pueblo se cree que la vida de sus artistas les importa lo más mínimo?
¿De verdad piensan que en España, no sabemos lo que hacen nuestros ministerios con las personas que muestran un talento relevante?
La realidad es la que es; Internet es una red internacional en las que caben todas las ideas políticas, un cubil en el que la subversión y la información “bruta” sin filtrar ofrece opciones claras de acceso y uso.images1
Internet es esa frontera desconocida para ellos, fuera de su control que permite que los usuarios publiquen casi cualquier contenido.
Los políticos, muy solidarios ellos, afirman que este cibermundo afecta a los dueños de derechos de autor y que es necesario darle a las asociaciones de creadores unas herramientas legales para que puedan enjuiciar a quienes infrinjan sus derechos sobre la propiedad intelectual.
Estas herramientas se resumen en un sistema de filtros parecido al que se aplica en países como China, Irán o Siria, un sistema mediante el cual no estará permitido descargar fotos o videos online, ni se podrán subir archivos a clouds.
Un sistema mediante el cual palabras como “democracia” o “derechos humanos” hoy son filtradas, rastreadas y llevan a sus mensajeros a la pena capital.
Y lo quieren implantar sin tapujos, para los amigos, porque pretenden que la potestad de filtrar o negar una web recaiga en un ministerio, no en ese sistema judicial que tantas y tantas veces les ha dado con la ley del derecho a la vida privada en las narices.
Esta desesperación por implantar la censura solo conoce una fuente; el miedo de las autoridades.
Miedo a la información que circula.
Miedo a la libre disposición de espacios de diálogo que ofrece a los usuarios.
Miedo a unos tiempos en los ellos cada día encajan menos, en los que cada día se descubren más sus miserias y en los que a día de hoy se está fraguando la respuesta global a este sistema agotado.
En estos momentos, hay una persona trabajando en estos espacios, hay personas que lo escuchan, que lo siguen.
Es más que posible que ahora, en alguna parte de nuestro país, de cualquier país, se esté gestando el primer presidente de estado nacido de las redes.
Y eso les da miedo, mucho, mucho miedo.images2
Intentarán todo lo que sus mentes cortas entiendan que han de hacer, intentarán restringir el acceso integral a la red, intentarán dejar a millones de personas sin acceso a esos contenidos que pudieran ser peligrosos para ellos.
Llegarán incluso a prohibir que organizaciones de internautas se involucren en actividades políticas.
Mientras los policías machacan cerebros, nosotros escribimos, anotamos, nos informamos.
Pronto pasaremos de la ciencia a la consecuencia y lo van a pagar muy caro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s