LA SONRISA DEL SINVERGÜENZA.


Si en este país lamentable que es España hay un estamento despreciado es el político.
Y si de entre toda esa panda de maleantes hay uno que es tenido como la mayor miseria que jamás pudo aportar España para la humanidad, ese es el tipo que ejecutó la demolición del sistema educativo español: Wert.
Ya lo decía el Sargento Arensivia, no hay nada más peligroso que un tonto con poder y qué gran verdad, he aquí la muestra.REUNIÓN DE LA CONFERENCIA GENERAL DE POLÍTICA UNIVERSITARIA
Al parásito Wert, le parece que aun ante la existencia de unos casos de corrupción cuya gravedad no se puede ocultar, no cabe deducir ni muchísimo menos que los políticos de todos los partidos sean gente corrupta.
Y eso es cierto, hay cientos de políticos que aún no han tenido la oportunidad de serlo, o de como mínimo experimentar la tentación; no se puede negar la veracidad de tal aseveración.
Lo malo es que este tipo no hila tan fino, este indeseable no tiene empaque suficiente en las meninges para tales sutilezas.
Este tipejo va directo y a la encía, a lo de siempre, a quitar hierro del descomunal desbarajuste legal que campa como pedro por su casa entre la clase política española.
Y esta percepción, añade, es de gran preocupación para el gobierno.
Pero ojo, no nos emocionemos, lo que le preocupa al gobierno es la percepción, no la corrupción; lo que quita el sueño a este delincuente es la velocidad con la que ha crecido esa percepción en los últimos meses no el hecho de que él y sus correligionarios hayan puesto a España en el índice de corrupción a la altura de Bostwana.1204wert1
Que se aprieten los machos los medios de comunicación y las publicaciones online, porque cuando un indeseable de estos abre la boca, las consecuencias son demoledoras.
Y si el tipo que abre esa bocaza es un membrillo al que casos como Malaya, Gurtel, Jaime Matas, Pretoria, Matsa, Ere´s falsos, Riopedre, Campeon, Millet, caso Cambrils, Nueva Rumasa, Bersoza, Pitiusa, Divar, Alcorcon, Urdangarin, Brugal, Barcenas, y así hasta las ciento setenta y una causas abiertas por currupción a personas y personitas de su partido, le parecen no ser para tanto, la tragedia informativa está servida.
Ni los mangantes de sus socios putativos, los chicos del PSOE, en sus anteriores delirios depredadores pusieron tantos medios para intentar desviar la atención, para tapar la corrupción, para obstruir a la Justicia cuando la investigan y para minimizarla cuando la descubren.
Este señor Wert, es un ministro por y para el PP, un ministro a la medida moral de su partido.
El señor Wert pertenece a un ejecutivo que se ha caracterizado por mentir como un bellaco desde su programa de gobierno, por recortar los derechos de las personas, por dinamitar las asistencias sociales que tantos y tantos impuestos nos han costado a los ciudadanos, por primar a los económicamente más poderosos frente a los débiles y sobre todo, por menospreciar al pueblo español.
Y ese desprecio empieza a calar en el ánimo de los hombres y mujeres de este país, el pueblo, con la salvedad de los ignorantes y desinformados, está muy harto ya de que les tomen por idiotas, de las humillaciones, de los golpes, de las detenciones del régimen de terror que han impuesto en las calles y de que además se rían.
La gente empieza a darse verdadera cuenta de lo que supondrá para el futuro de sus familias esta situación y la deriva que llevamos, las consecuencias de esta nefasta legislatura empiezan a ser inaguantables y esto terminará por estallar.images
Wert y sus amigos hoy tienen las de ganar, con los tres poderes del Estado sumisos y babeando como perros bajo control esperan ganar esta guerra por el agotamiento del ciudadano.
Es posible que lo consigan, es posible que este tipejo impresentable y sus socios conviertan a España en un país de ciegos en el que, por supuesto, el tuerto es “el rey”.
Pero también cabe la posibilidad de que más de seis millones de parados agarren una piedra cada uno y arrasen La Moncloa, cabe la posibilidad de que en la próxima manifestación la gente se canse de respetar un uniforme al que los que lo llevan han deshonrado sobradamente, cabe la posibilidad de que un día de estos los tres poderes salten por los aires y ochenta millones de botas desfilen sobre la cabeza de ellementos indeseables como éste.
Al tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s