¿LUNA NUEVA?


Hoy me aburría, las horas se arrastraban y no había forma de que adoptasen una actitud más positiva.Captura luna 1
Cada segundo era un martillazo lento, pesado.
Este mundo me aburre.

Los que matan condenan a asesinos, los que mueren bendicen a sus verdugos, los que van a morir lamentan su destino y los que estamos hartos soñamos con que en algún lado del universo, lejos de aquí, están ocurriendo cosas asombrosas.

Quien sabe, pensé, quizá un ojo artificial estuvo en el lugar indicado en el momento indicado y recibo 

Captura luna 2

una sorpresa.

Con la inocencia de un idiota que posee tiempo libre y un criterio escueto para decidir que hacer con él, 

me dispongo a escudriñar esos mundos vecinos desde mi silla.
Google Earth no da para mucho en lo que al espacio exterior se refiere, pero esto tampoco significa que esté exento de sorpresas.
Dos opciones tenía; una era marte y otra la luna.
Captura luna 3Opté por nuestra vecina, por Selene, la reina de la noche.
En Google Earth apenas hay una franja nítida de nuestro satélite, hacia ahí se dirigió el cursor de mi ratón mientras con la ruedecita de en medio me acercaba lo más posible que la resolución de las imágenes y de mi ordenador me permitían.

Las sorpresas empezaron cuando vi que en esa franja nítida, alguien había emborronado de negro 

algunas zonas.

Captura luna 4En los contornos de esas zonas, aparecían y aparecen una serie de borrones negros que uno puede llegar a pensar que esconden algo y que si te fijas bien, en efecto, parecen ocultar algo.

Lo se, ahora parezco un loco conspiranoico de esos que ven hombrecillos verdes y platillos volantes por todas partes.
No soy así, soy un escéptico convencido, por eso las imágenes que que vi y que todos podéis ver en Google Earth me dejaron boquiabierto, al borde del sarcasmo y del incómodo trago de tener que interpretar lo que estaba viendo.
Captura luna 5La luna muestra en su superficie y toscamente ocultas por pixeles negros una serie de formas regulares e incluso geométricas, alineaciones perfectas poco probables en la naturaleza de un yermo frío y muerto como la luna.

Contornos de lo que podrían interpretarse como construcciones e incluso algún tipo de iluminación en alguna de ellas.
Y como colofón, me di de morros con una mirada oscura y solitaria, un semblante parecido, por no 

decir gemelo a la famosa cara de Marte.
Captura luna 6Una especie de formación montañosa que entre luces y sombras da forma a un rostro perfectamente definido,  mejor aún que el de nuestro planeta hermano.

Empiezo a pensar que quizá y solo quizá, algún organismo de este mundo está haciendo cosas en la luna que omiten contarnos.

No voy a caer en la historia de los marcianitos, voy a ser pragmático y voy a valorar el escaso bagaje moral de nuestros políticos, militares y dirigentes.

Voy a valorar el hecho de que tenemos tecnología más que suficiente como para ver en esas imágenes algo más que la casualidad erosiva de los fenómenos meteorológicos de un mundo sin atmósfera.
Se que voy a caer en el baúl de los locos, pero creo que ahí arriba, alguien de aquí abajo está haciendo algo y no nos lo está contando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s