AMNISTÍA HIPOTECARIA


Pensando pensando y viendo que todo el mundo, para bien o para mal, tiene su propia solución al problema del país; me pregunté por qué no tenía la mía, por qué yo tan crítico y tan listo, no había encontrado mi propio camino.
No podía ser, no podía explicar semejante grado de dejadez, así que me puse manos a la obra y empecé por lo de siempre, por buscar las preguntas “correctas” para encontrar las respuestas, mis respuestas.
He aqui la cosa:

¿Qué debería hacer un hipotético gobierno entrante tras haber vencido en las elecciones al eje fascista PP-PSOE?
¿Cómo podría reactivar esa administración una economía esquilmada, destruida, vaciada habida cuenta de que las arcas del estado han quedado total y vergonzosamente limpias?¿Cómo hacer el “cash” vuelva deleitar nuestros oídos con su dulce tintineo; es decir que el dinero vuelva a circular por las arterias de nuestra economía?images
El escenario no puede ser más desolador: los bancos amasando más y más dinero arruinando al pueblo, al país, al gobierno y al estado con una suerte de chantaje mediante el cual nuestra clase política se apropia de todos los recursos económicos construidos por los españoles a lo largo de su larga y dura vida laboral para poner hasta el último céntimo en manos de estas entidades mansamente.
La traición es de tal envergadura que ya hay niños pasando hambre, seres humanos muriendo en los hospitales sin que nadie les atienda, hombres y mujeres desposeídos y trabajando para pagar una propiedad que les ha sido embargada, y una lista de sinsentidos interminable más propia de reinos de neolíticos que de una sociedad moderna dentro de la todopoderosa Unión Europea.
¿Qué hacer en semejante estado de las cosas?
Muy sencillo: ser realista y aplicar el sentido común.
Hay una serie de realidades obvias, una serie de hilos conductores que son los que nos llevan y mantienen sujetos a esta situación.
La primera realidad obvia es que no nos quieren Europa; de los Pirineos para arriba no somos más que un país de camareros y así pretenden que continuemos.
Mano de obra barata sumisa y dispuesta a reírles las bromas y a deleitar a sus venerables jubilados con nuestro gracejo.
Si los españoles en algún momento pensamos en Europa como ese lugar en el que aspirar a ser algo más, estábamos equivocados.
No quieren españoles preparados, no quieren una España próspera, no quieren una España capaz de ponerse frente a ellos y mirarlos directamente a los ojos.
Nos empeñamos en forzar un sentimiento que no existe y que jamás va a existir y es que, definitivamente, no nos quieren.
La segunda realidad obvia es que la banca sin aportar absolutamente nada, se ha hecho con todo.
¿qué hace exactamente la banca?
Un consumidor necesita financiación; acude a una entidad a solicitar liquidez; esta entidad a su vez solicita ese dinero al Banco Central de España que ser que en definitiva concede o no el préstamo.

ladronesSi el Banco Central de España decide que no ha lugar a realizar dicha financiación, fin de la historia.
Si por el contrario,el Banco Central de España decide que adelante, entrega la cantidad solicitada con su correspondiente tasa de interés al banco.
Entonces el banco suma la cantidad más el interés solicitado y al resultado aplica su propio interés.
Así un banco lo que realmente hace es modificar de forma corrupta el precio final del bien o del servicio que el consumidor quiere financiar.
Un ejemplo:
Hoy es obvio que el precio de la vivienda ha bajado, en algunos casos hablamos de rebajas de hasta el 50%.
Pero esta bajada de precios no llega consumidor, se la comen los bancos manipulando los intereses.
Si la vivienda es más barata, suben los intereses de modo que esa mejora en el mercado se transforma en más beneficios para los bancos no en un alivio económico que sería un bálsamo para el mercado interno del país.
La tercera realidad obvia es que la masa social del país ha sido demolida, para explicarlo rápido y claro; no hay un puñetero duro la calle.
Los que aún tienen trabajo tienen la nómina intervenida, embargada o están pagando la hipoteca de un piso que o bien ya les han quitado o les van a quitar próximamente.
Y esta es la realidad que se va a encontrar nuestro esperado Salvador, ese partido milagroso en el cual estamos más que dispuestos a depositar hasta la última gota de nuestra fe.
¿Será capaz?
¿Tendrá lo que hay que tener para salir de Europa, del euro y enviar a esa panda de delincuentes a tomar por donde amarga los pepinos?
¿Tendrá narices para negarse a pagar la deuda ilegítima, para negarse a respaldar los euros robados y para volver a nuestra nunca suficientemente recordada peseta?
418210_2813054646070_1249902973_32138849_117395902_n¿Tendrá arrestos para intervenir la banca, juzgar a los banqueros, meterlos en la cárcel y embargar sus bienes hasta que el daño causado por ellos quede compensado?
¿Tendrá Valor para declarar una amnistía hipotecaria para todos los españoles del mismo modo que se ha declarado una amnistía para los grandes defraudadores?
Y es que si lo miramos fríamente, si queremos reactivar el mercado interno, de algún modo tenemos que aliviar la carga de las personas, de los hombres y mujeres que de verdad hacen patria.
Aquellas personas con cuyos nombres y apellidos se construye la democracia y el estado del bienestar.
Así el dinero volverá a circular, las arcas del estado se volverán a llenar y la democracia volverá a campar a sus anchas por estas tierras que jamás debió abandonar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s