SALONES SORPRENDENTES.


dormitoriofofa1 Las personas tenemos una tendencia contraproducente a la hora de tomar decisiones sensibles para la decoración de nuestras casas.
Hay una especie de dormitoriofofa2normativa no escrita que prescribe qué material y de qué modo pu ede ser utilizado en cada zona de la casa.
Las camas son así y así; los murales de salón de este otro modo…
paredserp1 Y así una especie de regulación de la creatividad que no hace más que coartar el amor de una persona hacia el lugar en el que pretende disfrutar de sus mejores momentos en esta paredserp2 vida.
En lo referente a los murales de salón, hay un concepto que nunca he entendido.
“Que quepan cosas”
Un mural de salón no es un mueble útil, es un mueble bello.
En él no vamos a paredserp3 colocar utensilios, todo lo contrario, en él vamos a colocar los objetos más inútiles que traspasarán las puertas de nuestro castillo.
Pondremos recuerdos, objetos paredserp4decorativos, objetos odiosos que nuestra suegra sacará del mismo in fierno para depositarlo en tu salón.
Tus niños pondrán sus pinturillas de parvulario, tu esposa la ecografía de su paredserp5 embarazo, tu intentarás poner el escudo de tu equipo una y otra vez mientras te preguntas por qué es lo único que desaparece.
El mural del salón solo tiene tres usos paredserp6 prácticos:
Es el lugar donde vas a colocar tu televisión plana con dolby surround.
Es el lugar en el cual vas a dejar tu portátil.
Es el lugar donde va a descansar tu consola salitatv de videojuegos.
En definitiva, es el lugar en el que van a nacer, a engordar y a explosionar casi la totalidad de las discusiones y de los enfados dentro de casa.
Así que, no salonentrenew permitamos que nos digan de qué o cómo ha de ser.
Dibujemos formas imposibles en nuestras cabezas imaginemos lo que deseamos ver cuando nos relajemos bien salonentrenew2 cómodos en nuestro sofá.
Brilló, el tono mate de una madera al natural, un lijado al aceite, lacado, barnizado, pintado.
La textura de la piedra, del plástico, del hormigón.
salonentrenew3Tu casa es tu mundo y como tal, tu decides sus formas y tu decides sus materiales.
En mi caso, esto es lo que entiendo por un mural original, bello y deliciosamente inútil.
Pienso en líneas geométricas y ondulantes, veo materiales modernos fáciles de trabajar, de mantener y de limpiar:
Corián quizá, silestone.
Secuestrar esos materiales procritos en cualquier ambiente de la casa que no sea la cocina y llevarlos a otros terrenos.
Tomar esas formas y convertirlas en protagonistas mudos de tu vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s