ESPERANZA, VETE YA


La mafia financiera está nerviosa, los cerdos se han acostumbrado a comer percebes y ahora que soplan vientos de cambio, volver a lamer cemento y mierda parece ser un trago demasiado amargo.
Tienen miedo, rabia y vértigo.
La caída es grande y el golpe va a ser monumental; más de uno va a ver como sus huesos se empotran contra unos barrotes de acero macizo y van a estar rebotando unos cuantos años.
Han quedado atrás aquellas amenazas del principio cuando el miedo aun era argumento convincente.
“Si ganan estos los empresarios nos vamos”.  
Mes a mes, escándalo a escándalo, juzgado a juzgado; los ciudadanos nos hemos dado cuenta de que no, de que no se van a ir porque esas grandes empresas que tanto odian lo público; que tanta voracidad privatizadora han impuesto, no son tan grandes.Captura
Monstruos improductivos incapaces de generar un solo euro si no es robándolo de las arcas públicas, de ese pozo de los deseos que tanto les molesta cuando está en manos enemigas.
Ahora se les escapan las concesiones, se les escapan las licitaciones a dedo y eso les ha levantado en armas contra los radicales, contra esos malditos extremistas a los que en cualquier país civilizado llaman “ciudadanía”.
Qué bueno hubiera sido que en las universidades de ciencias económicas explicasen un poco de “Lógica de Mosquito”, así habrían entendido que una empresa por grande que sea solo recurre al soborno cuando sabe que no está a la altura real para competir.
¿O es que ahora los empresarios son mecenas desinteresados que reparten millones por arreglarse el karma?
No, un empresario suelta dinero cuando tiene que soltarlo, cuando no puede obtener lo que quiere de otro modo y si la competencia tiene mejores máquinas, mejor tecnología, mejor precio y mejor ingeniería; sale mucho más barato soltar algo de pasta que actualizarse.CFucM_qWMAEUntw
La “Lógica del Mosquito” en diez segundos pone a cada uno en su sitio, nos dice dos cosas muy simples.
1) La gran empresa española es un nido de inútiles y parásitos que no se van a ir porque no tienen donde ir y sobre todo porque hace tiempo que se han ido; a Suiza.
2)Los inversores tampoco se van a ir porque al final el dinero va donde hay dinero y lo que tenemos aquí son especuladores que han necesitado destruir una sociedad completa para lograr hacer negocio.
Tampoco se van a ir porque tampoco tienen donde ir, porque no son inversores; son especuladores y sus actividades solo caben en países con gobiernos como el que ahora se desmorona en España.
En otro país a estos inversores que amenazan con irse, los habrían metido en la cárcel hace mucho tiempo.
Y lo más divertido de la situación desatada es verlos correr de un lado a otro presas del terror sin entender nada.10300268_10205852586287967_8151850064002766262_n
Recurren y llaman al orden a su perro, a una Esperanza Aguirre tocada de muerte que cada día tiene más difícil esconder que detrás de la soberbia solo hay una arpía desesperada capaz de toda bajeza moral.
Pactos contra natura, pucherazos como el “Tamallazo” con el que llegó al poder, toneladas de mierda sobre propios y extraños, Aguirre es una muerta viviente que apesta a gangrena y que ya no tiene nada que perder y que más pronto que tarde entenderá que se ha quedado sin recursos, lo que la sumirá en una depresión profunda.
Cuando Esperanza Aguirre tenga el valor de autolesionarse, ahí estará el pueblo español preguntándose cómo pudo un día confiar en la personificación de la vileza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s