LA CRUZ DE UBUNTU. EL CONCEPTO ES EL CONCEPTO


Charlaba con unos amigos sobre la penetración de las distribuciones LINUX en el mercado de usuarios.
No creo que sorprenda a nadie que me conozca mínimamente mi especial disposición a defender estos sistemas operativos.
Lo que si les ha sorprendido es que en esta ocasión la voz más crítica hacia los sistemas operativos GNU/LINUX haya sido precisamente la mía, la voz que más saliba y tiempo ha dedicado a aconsejar el uso de, por ejemplo, UBUNTU; OPEN SUSE; LINUX MINT, ETC… escritorio-ubuntu2
Y esto merece una explicación más calmada, unos ánimos más serenos.
Vamos a partir de los conceptos correctos que muchos creen que son los que exponen los entendidos, los gurús; pero no, los conceptos correctos son los de los usuarios que se sientan delante del ordenador y quieren que ocurran cosas.
Cosas que no siempre comprenden, cosas que muchas veces pasan desaperdibidas pero que están ahí.
En resumen, quieren que sus equipos funcionen a pesar de su ignorancia.
Quieren una pantalla de bienvenida casi inmediata, quieren un reconocimiento de controladores sin problemas, quieren que su red wifi sea reconocida a la primera, quieren tener sus programas funcionales y amigables aunque no sepan lo que es un programa funcional y amigable.
Y la pregunta así se responde sola ¿por qué sucumbe a nivel usuario un buen sistema gratuíto frente a dos sistemas de pago?
Creo que el problema de LINUX y sobre todo de UBUNTU es algo mucho más utilitario.
Como defensor a ultranza del software libre me frustra y da rabia que después de tantísimos años de lucha, de avance, de trabajo; aún tengamos problemas con cosas básicas como detección de memoria, redes wifi, controladores…
Y sobre todo me corroe las meninges ver que los responsables de las distribuciones se limiten a dar capas y capas de pulimento a sus sistemas operativos sin abordar el verdadero problema y condenando a LINUX a ser víctima y no beneficiaria de su propia filosofía.
El avance de linux no pasa por las actualizaciones, constantes del sistema, ya no.
Está bien la evolución de los sistemas, es innegable, pero tienen pies de barro.1028594212
Si queremos dar el paso definitivo hacia Linux, lo que hay que actualizar es el propio pensamiento cautivo del software libre en constante confrontación con el software privativo o de autor.
Me explico.
A día de hoy mantengo windows por una sola razón.
1. Hay programas para mi indispensables que no corren en linux, ni con el emulador de windows wine.
Sketchup por ejemplo.
2. En la mayoría de los casos, las opciones de linux frente a programas de windows, como el ejemplo de Blender frente a 3D Studio, Gimp frente a Photoshop, etc…
Son exasperantes, no son amigables y el hecho de cambiar a esas herramientas supone la inversión de un tiempo cada día más excaso que el usuario base se niega a perder.
Ahora seguro que hay mucha gente pensando que estoy loco, que la filosofía linux es la que es, que pagar por el software es lo peor, etc… pero yo no hablo de “la gente”, hablo de mi experiencia como usuario y esa es mi realidad.
Salvar LINUX pasa por hablar largo y tendido con los creadores de programas y utilidades; buscar el modo de que dispongamos de opciones que no solo sean útiles, sino de que además sean amigables; que el usuario “haga cosas” sin necesidad de ser un experto y que favorezcan el proceso creativo sin comandos, sin millones de combinaciones de teclas, sin snobismos linuxeros ancestrales.
Si damos el salto definitivo hacia la conversión de linux en algo más “dócil” LINUX crecerá.
Si nos mantenemos en el punto que estamos, lo único que haremos será cambiar de colores nuestros monitores sin aportar nada nuevo.Pantalla-Inicio-Windows-8
Dejad de cambiar el sistema y empezad a trabajar con los creadores de software.
El camino hacia la respuesta pasa por la asunción de errores que lleva al planteamiento inevitable de las preguntas correctas.
¿Por qué WINDOWS triunfa siendo de pago?
A día de hoy la respuesta es sencilla, dos razones:
1. La piratería lo ha hecho de facto casi gratuíto.
2. Es el estándar operativo, todos los creadores de software lo tienen en mente.
¿Por qué un sistema en el que cada aplicación se paga a precio de oro como Mac triunfa?
Solo hay una razón; su concepción tiene en mente una sola cosa, el usuario final.
Es atractivo, es amigable, es potente, funciona como la seda ¿qué más se puede pedir?
Tanto es así que los creadores de software para windows no dudan un segundo en crear versiones idénticas para Mac.
¿Seguiremos lamentando la estupidez del usuario medio o empezaremos a hacernos las preguntas correctas?
Las respuestas están ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s