LOS CAMINOS DE LA MUERTE


España es un país aquejado de una enfermedad crónica llamada dependencia energética.
Hasta no hace mucho, imaginar que un día podríamos acariciar la posibilidad de alcanzar el autoabastecimiento era una quimera.
Pero la tecnología avanza en ese mundo fuera de nuestras fronteras, ese lugar extraño al que llamamos “el extranjero”.
En ese lugar oscuro y lejano, se han dado cuenta de que evolucionar aquellos dispositivos capaces de convertir la energía del sol en energía utilizable para nuestros hogares no solo es factible, sino que además es eficiente y rentable.
Es curioso ver que países con menos, muchas menos, horas de sol que nuestra brillante y soleada España reducen sus cotas de dependencia y llegan incluso a altos niveles de autoabastecimiento.deforestacion
Y ahí estamos nosotros, con una tecnología en la que somos líderes, con un sol que es la envidia del mundo, con posibilidades de convertirnos en creadores y exportadores de energía.
Sí, ahí estamos los españoles engordando nuestro déficit, penalizando las renovables y condenando con desmesura el autoconsumo.
Ahí está la pobre España poniendo en el gobierno a tratantes de humo; permitiendo que las mismas manos que arrasan países, que queman selvas, que destruyen el Ártico, continúen conduciendo nuestros destinos por la senda de la degradación y condenados a un déficit desbocado.
Siempre hemos sido dependientes del suministro de otros países y ante esta realidad, los gobiernos que hemos sufrido; uno tras otro, han convertido nuestras carencias en negocio obteniendo pingües beneficios y trasladando las consecuencias de sus desmanes a la estructura económica de España.
Los intereses de importadores de hidrocarburos, incrustados en la trama política, véase Cañete, han tumbado todos los planes de previsión, han torpedeado y hundido la investigación sobre energías alternativas relegando al olvido cualquier innovación al respecto.
Somos consumidores de energía, la necesitamos para mantener nuestro estilo de vida y cumplimos esa parte.
Devoramos KW/h con ferocidad aunque nuestra conciencia ecológica nos castigue de vez en cuando.tumblr_n3rmo1JVKs1ty54l2o1_1280
Somos conscientes de que todo esto tiene un peaje que no podemos sustraernos de pagar.
Somos conscientes de que producir esa energía, transformarla y conducirla hasta nuestro hogares genera un impacto en el medio ambiente global.
Residuos, emisiones atmosféricas, contaminación de aguas y destrucción de suelos; ecosistemas enteros afectados y perdidos.
Pero nada de eso importa, aquí lo que hay que resguardar es el sistema económico, el medio de vida de los Cañetes patrios.
Y es que nos han enseñado a pensar en espacios reducidos, han anulado la visión global de las cosas para evitar que nos demos cuenta del impacto real de tales políticas.
Nos han enseñado tan bien, que cuando nos hablan de escasez y carestía de petróleo, lo primero que nos viene a la cabeza es el depósito de nuestro utilitario, lo que nos va a costar llenarlo y lo mucho que nos incomoda compartir asiento en un transporte público; la verdad es que hay más, mucho más.
Hablemos de esas inmensas extensiones dedicadas al monocultivo; hectáreas y hectáreas destinadas a abastecer los mercados de alimentos.
¿Cómo se sostendrán esas explotaciones en un mundo con unos precios energéticos prohibitivos?
Hablemos de las empresas que manufacturan, procesan y distribuyen esos productos.
¿Cómo van a funcionar esas máquinas?
Imaginad la generación de alimentos asequibles y su disposición en los comercios en un mundo en el que los Cañete y sus socios de negocio han impuesto sus políticas.
Ya hay países que vuelven a la comida local para asegurar la alimentación de su población; soberanía alimentaria, agroecología, energías renovables; empiezan a ser términos habituales en gobiernos “del extranjero”, pero en España no, en España tenemos a Cañete y a sus socios.desinstalador
Para nuestro gobierno, la autosuficiencia consiste en usar las arcas del Estado para subsidiar los combustibles, preservar y financiar si o si el negocio de Cañete.
Para nuestro gobierno, la autosuficiencia es subordinarse a designios provenientes de países que no respetan los derechos humanos, ser conniventes con sus actos y en muchas ocasiones cómplices.
Este es el orígen de todos nuestro males, esto hace que los caminos del miedo se llenen de cadáveres inocentes.
Cadáveres de los países acosados, desposeídos, destruídos.
Si miramos un solo instante de forma global, nos daríamos cuenta de que no estamos a salvo, de que cuando tengamos algo que Cañete y sus socios deseen, nosotros seremos empujados a esos caminos de la muerte.
Ecología, energía, humanidad y justicia siempre fueron partes idispensables de una cosa, de un algo abstracto a lo que llamamos paz.
Un algo que hoy está en manos de los señores de la guerra, situación que debemos cambiar ya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s