INDEPENDENTISMO O NO


Hay una razón por la que no me creo las aspiraciones soberanistas de los partidos independentistas.
Y es que plantean la declaración de independencia como el inicio de un camino al que todos sus fieles están abocados y que acometen con heroicidad, valor y con la bendición de la razón.
La verdad de las cosas no es así, de hecho, la realidad es que la declaración unilateral de independencia; lejos de ser un inicio, es la culminación a un proceso que requiere de unos niveles de honestidad, de compromiso y de claridad de tal envergadura que quedan fuera del alcance de ninguno de los políticos que para su gloria o su desgracia conducen los destinos de todos los seres humanos que habitamos este país.masjunqueras_560x280
Venden la independencia como una suerte de bendición, como si el simple hecho de cambiar de bandera, de condición y de fronteras fuera suficiente para dar el pistoletazo de salida.
Lo venden y el pueblo desde lo más profundo de sus anhelos, desde la emoción, desde la esperanza lo creen porque quieren creerlo; porque necesitan creerlo.
Pero hay una pregunta que deben hacerse.
¿Se ha hecho lo que hay que hacer para plantear una independencia con la garantía de no sumir a su pueblo a la miseria?
Vamos a hablar de monedas y vamos a hablar con seriedad sin profecías apocalipticas ni amenazas infundadas.
La moneda de un país debe tener un respaldo o al menos un porcentaje suficiente de la moneda emitida, sea cual sea.
El estado debe poder respaldar la emisión de moneda con bienes fisicos.
Oro, petróleo, gas, recursos naturales, recursos productivos, etc…
Aquí hay varias preguntas importantes que el independentista debe hacerse.
¿Tenemos un sector primario suficiente que sirva de cimiento firme al crecimiento del secundario y servicios?
¿Se ha generado respaldo para emitir moneda catalana?
¿Es viable un estado cuya economía se basa en deuda y en transacciones especulativas?
Porque el dinero es lo que tiene, o es cash respaldado y válido, o es un número sin valor real, deuda pura y dura.noucamp
Y los proveedores no saben de emociones, de convicciones ni de esperanzas.
Los proveedores tienen fábricas que necesitan beneficios, tienen obreros que necesitan sueldos y con una moneda de pies de barro sin un valor que la regule y respalde; va a ser muy difícil que ese potente sector secundario que Catalunya sí tiene, pueda despegar.
La cuestión es.
¿Va a ser el referendum por el independentismo un punto de partida o un punto final?
El día después del plebiscito en Catalunya, la Generalitat tiene dos opciones:
O bien se lanzará al vacío o bien se calmará y empezará un proceso formidable en el que los Pujol, los Mas y compañía dejarán de robar a sus conciudadanos y dedicarán ingentes e inmaculadas cantidades de fondos para iniciar un proceso de acumulación de esos bienes necesarios para respaldar esa futura moneda catalana.
Son las cosas de la independencia, que te haces independiente de un gobierno y al mismo tiempo te haces dependiente de tu destino y cuando caminas solo, los caminos cortos nunca son los más fáciles.
A su favor, los independentistas tienen que la estrategia es bien sencilla y por otro lado cuentan con la incapacidad del gobierno central para dar un solo argumento por el que un catalán independentista debería recapacitar hasta querer quedarse en esta España.
El apocalipsis económico que venden desde Madrid tiene ese punto de razón que no es insalvable y además cuenta con la razón que da la historia.
El dinero no tiene sentimientos ni colores.
El dinero se siente cómodo allí donde es cuidado y allí donde tiene formas de multiplicarse.resizer
Las empresas, las españolas incluídas, si ven negocio irán a Catalunya del mismo modo que van a Cuba, Chile, Argentina, etc… países de los que fuimos expulsados a tiros por ser los imbéciles que los españoles siempre hemos sido.
Y aquí nos encontramos, odiándonos por pensar cada uno lo que piensa mientras los que deben solucionar la papeleta hacen negocios y son detenidos juntos.
Aquí estamos los pueblos declarándonos odio eterno por no apoyar los argumentos de unos líderes que no hacen lo que dicen que quieren hacer.
La mentira es la madre de la desilusión una vez más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s