INSTITUCIONES SIN MUERTE


Largas horas sentado frente a la mesa del despacho.
Afortunadamente quedaron atrás aquellos tiempos en los que montañas infinitas de papeles y más papeles amenazaban de avalancha al ejecutivo de turno.     swietenia-419x279
Hoy el tiempo es digital, las firmas son digitales, los contactos son digitales…
Y aunque el volúmen de documentación ha caído exponencialmente, si es cierto que el tiempo sentado frente al monitor no ha reducido en a penas nada el sufrimiento con respecto a aquellos tiempos pasados.
Tiempo silencioso que hora tras hora devora la espalda de aquellas personas cuya misión en la vida es tomar decisiones y aplicar lo convenido.
Es por pura sanidad laboral que debemos entender el despacho, la oficina, como un stand de trabajo más.
Igual que el taller del mecánico, igual que la consulta del dentista o igual que los mandos de un camión.
Y como stand de trabajo, un despacho ha de contemplar valores de confort; productividad; eficacia y ergonomía, como cualquier otro espacio de trabajo.
Pero tampoco vamos a supeditar ese espacio a la fría funcionalidad, si además de todo esto, aplicamos principios estéticos como un diseño apropiado; una estética al gusto del operario; una buena iluminación, y por qué no, belleza, entramos de lleno en el maravilloso nivel de la excelencia, de la perfección.
6a01347ff0d110970c0134851359de970c-800wiCada funcionario cuida su sentido de la estética; un cuadro, un mueble, una foto; y lógico es que la administración corra con los gastos de la dotación necesaria para que ese administrativo, político o directivo pueda realizar su labor en ese entorno protegido.
Pero hay que poner límites; no, no me refiero al vil metal, o al menos no solo a eso.
Me refiero a que en las instituciones públicas se deben sufragar las cosas necesarias, aunque no sean estrictamente productivas; aunque algunas sean puramente estéticas.
Pero hay que cuidarse de jamás traspasar la línea de lo razonable para llegar al punto en el que ya no se cuida del operario, sino que incurrimos en el error imperdonable de cebar un ego hipertrófico.
Siempre que compramos algo que no necesitamos, ese precio suele ser elevado en extremo, porque el que vende cosas inservibles no comercia con los humanos, lo hace con los egos, con la parte caótica de nuestra mente, con la que nos hace encoger de hombros sin respuestas, la que nos hace sonreír como imbéciles vacíos de contenido y desde las alturas al resto de los pobres mortales.
¿Necesitamos construír nuestra bella y funcional mesa con la madera de un árbol milenario en peligro de extinción?
¿Necesitamos construír nuestro lugar de trabajo con esa madera o con otra cualquiera?
¿Necesitamos tapizar los sofás en los que recibimos a nuestros invitados con las pieles arrancadas de los cachorros de una especie protegida?
corian-2¿Necesitamos acaso la piel de cualquier animal para crear comodidad y belleza?
Hay muchas cosas que arrancamos a la naturaleza, de ese entorno frágil y maravilloso en el que cada indivíduo cumple una misión vital para la existencia.
Puede que este comportamiento nuestro se deba a un remanente nostálgico de aquel hombre-animal que fuimos, a la necesidad de sentir aunque solo sean trazas de aquella comunión con la vida.
Una necesidad genética de evocar todo aquello que un día tuvimos que sacrificar para convertirnos en humanos.
Es posible, pero romanticismos aparte, hay una realidad incontestable:
Nuestro solaz se basa en contemplar los cadáveres de aquellos recuerdos y eso es matar por matar.
Esta es mi propuesta:
INSTITUCIONES SIN MUERTE:
Ningún ser vivo de naturaleza ni clase alguna debe morir para construir un espacio de trabajo.
¿Por qué?
Porque somos así, egoístas; y ya no lo necesitamos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s