¿Y SI…?


port suDesengañado de la vida, triste por el devenir de unos acontecimientos que acontecían en mi vida y que no tenía modo de reconducir.
Un desastre llevaba a otro, un golpe anunciaba otro más fuerte.
Todo esto convirtió mi espíritu en un amasijo de sentimientos encontrados que odiaba.
Sí odiaba mi vida, odiaba la vida de todo el mundo, odiaba La Vida con mayúsculas.
Conforme avanzaba en los hechos que salían de mi mente, conforme profundizaba en ellos, me encontré con el hecho insólito de que aquellos personajes imaginados reconducían esos pensamientos; me hablaban.
Esos personajes; Emilio, el demonio Jeremy, el Guía, las lamias…
Esos personajes empezaron a vivir, a sentir por sí mismo.
Llegó un momento en que la insolencia de los monstruos les llevó a pensar que disponían el privilegio de hablarme.
Y me hablaron.
Devoraron todos y cada uno de aquellos sentimientos que alimentaron su creación.
Consumieron toda aquella energía oscura, odiosa y me hablaron.
¡Vaya si me hablaron!
Muchas reescrituras, muchos replanteamientos, muchas vueltas al punto de inicio.
Me encerraron en una especie de caída en barrena, trazando círculos incontrolados en los que poco a poco, conforme mi rostro se acercaba al concreto, llegaban las respuestas.
Cabellero de la muerte-165703Esta novela es una respuesta, una ganzúa que intenta abrir muchas puertas es esas almas que odian, en esos espíritus que luchan por escapar del desencanto.
Hay una pregunta que arde en todas y cada una de las personas.
¿Y si…?
Es la madre de todas las preguntas, es la cuestión incuestionable que solo se responde de un modo.
Hacer cosas diferentes para lograr resultados diferentes.
Romper con lo que la sociedad requiere de tí, romper con lo que tu familia, amigos y entorno obtienen de tí.
Y sobre todo, romper contigo mismo para encontrar la respuesta aterradora, la que te ubica frente a tus errores, la que señala tus imperfecciones.
Solo en ese instante terrible, en el lugar y momento en que te enfrentas a tu naturaleza, es cuando llegan las respuestas y los aciertos.
DemonioNo es una cuestión de convertirse en un superser infalible, eso no es posible.
Es cuestión de reconectar con la conciencia, recuperar la potestad de llamar al “Daemon” que nos ilumina y tortura a partes iguales y tomar caminos que antes evitábamos por su dificultad, por su incomodidad, por miedo.
Vivir con miedo, de repente, se convierte en una bendición porque la incertidumbre y la sospecha siempre son mejores que la certeza.
Aprender a vivir con eso, es recuperar la humanidad perdida.
Sin Pulso es la respuesta, mi respuesta, a esa pregunta.
¿Y si…
Escuchamos?
Pensamos?
Amamos?
Sentimos?
¿Y si hacemos algo que nunca hayamos intentado y esperamos a ver que pasa?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s